domingo, 31 de julio de 2016

Vacaciones 2016


Todo un año esperando las vacaciones para que se consuma todo en cuatro semanas. Así es la vida. Como contaba Woody Allen en su magnífica película Annie Hall (1977). Se encuentran dos señoras mayores que están en un parador de montaña, y una dice: «Hay que ver lo mala que es aquí la comida». Y la otra replica: «sí, ya, ya, y además dan unas raciones tan pequeñas». Pues bien, así es como veo yo la vida. Llena de soledad, de tristeza, de sufrimiento y de infelicidad, y pasa toda tan deprisa…

Claro que comprendo que nuestra infelicidad es en cierto modo “dorada” comparada con la de los refugiados de las guerras, los enfermos crónicos, los viejos solitarios de las residencias, las mujeres vejadas y oprimidas por la religión y el machismo, etc.

Así que a disfrutar de nuestras semanas de permiso carcelario. No he dicho nada.

El blog descansará y os dejará tranquilos hasta el próximo 4 de septiembre. I love you too!

domingo, 24 de julio de 2016

(L286) Mar de fondo (1957)


Patricia Highsmith, Mar de fondo (1957)

La facilidad que posee Patricia Highsmith (1921-1995) para convertir un hecho trivial en un relato y la capacidad de abducirnos dentro de la historia convierten a Mar de fondo (1957) en una narración magistral dentro del género de intriga y suspense; no al uso de la novela policiaca tradicional, sino que resulta mucho más refinado y sutil.

Argumento: El matrimonio formado por Víctor Van Allen y Melinda asisten a una fiesta. Acuden con el nuevo amigo de Melinda, Joel Nasch, quien se entiende con ella. Víctor le comenta a Joel la muerte de Malcolm McRae antiguo pretendiente de su mujer que ha sido asesinado recientemente y le insinúa que él mismo lo ha hecho.

Víctor y Melinda duermen en habitaciones separadas. Melinda tiene relaciones con otros hombres. El matrimonio tiene una hija de la que Melinda se ocupa lo estrictamente imprescindible.

Otro individuo llamado Ralph Gosden también la corteja. Víctor le cuenta a historia de McRrae y asustado se marcha. Días después en el vecindario comienza a saberse la historia. A los pocos meses aparece en la prensa la noticia de la captura del asesino McRae. Melinda se siente eufórica ya que puede volver a sus amoríos sin temor.

Su nuevo amigo se llama Charley de Lisle y es un pianista que le da clases por las tardes. Van Allen tiene una pequeña imprenta con dos trabajadores. Sacan unos cinco libros al año, pero son ediciones muy cuidadas, Van Allen es un esteta.

Se prepara la fiesta de disfraces de los Cowan. Melinda va disfrazada de Cleopatra y Víctor de Tiberio. Durante la fiesta algunos de los participantes se bañan en la piscina. Víctor se queda a solas con Charley a quien ahoga, luego se mezcla con los demás invitados. Sacan a Charley muerto, todo parece haber sido un desgraciado accidente. Dos días después interrogan a los testigos en el Palacio de Justicia. A pesar de que Melinda declara que Víctor odiaba a Charles, el juez declara que la muerte ha sido accidental.

Melinda no se queda parada, junto a otro vecino Don Wilson se dedican a extender las habladurías. Acaba el verano y la hija de ambos, Trixie, ingresa en la escuela. Un día Melinda se presenta con Mister Carpenter, un psicoterapeuta que busca casa. Vic cree que se trata de un detective. Está demasiado atento a todo, o un psiquiatra que ha contratado su mujer para vigilarle...

Comentario: es sorprendente como Patricia Higshmith nos muestra personajes que llevan una vida aparentemente normal y como pueden verse abocados a realizar una serie de hechos delictivos, el más grave de ellos es el asesinato, y a realizar otros muchos para encubrirlo. La delgada línea que existe entre la bondad y la maldad. Para ella todo ser humano es capaz de matar dependiendo de las circunstancias. Lo peor de todo es que su maestría como escritora hace que nos identifiquemos con los personajes deseándoles que les vaya bien y que no les atrape la policía.

Otras obras que os recomiendo de la autora son: Extraños en un tren (1950) y El talento de Mr. Ripley (1955).

domingo, 17 de julio de 2016

(L285) La ridícula idea de no volver a verte (2013)


Rosa Montero, La ridícula idea de no volver a verte (2013)

La escritora Rosa Montero (Madrid, 1951) escribe este libro poco tiempo después de haber perdido a su marido, muerto de cáncer. Su redacción le sirve como catarsis curativa. Y como ella misma nos dice “El verdadero dolor es indecible”.1 ¿Cómo es posible no volver a ver nunca más a la persona amada? La palabra muerte siempre es una realidad inconcebible que la mente humana rechaza.

La escritora hace un paralelismo entre la muerte de Pierre Curie y la de su marido el periodista Pablo Lizcano (1951-2009) con el que convivió veintiún años. Reflejando el dolor y las sensaciones que ambas sienten. Marie Curie fue la descubridora del Polonio y del Radio y por ello le concedieron el Nobel de Física (1903) y el de Química (1911).

El arte es una herida hecha luz porque la vida no basta. Nos habla de las dos hijas de Marie Curie: Irene (Nobel de Química en 1935) y Eve, explicándonos su triste infancia. La forma austera y poco femenina de vestir de Marie quien no puede cursar estudios universitarios en Polonia porque las mujeres no los realizan. Polonia se encuentra ocupada por los rusos. Marie ha de trabajar como institutriz para ayudar a su hermana mayor Bronya a pagarse la carrera de medicina en París.

Existe un miedo del mundo masculino al ascenso social de la mujer. Rosa Montero nos explica el caso de la papisa Juana.

Buscamos en el ser amado el súmmum de todas las maravillas. El síndrome de redención, hay muchas mujeres que pretenden salvar a su hombre y cuanto más canalla es éste más atraídas se sienten. Rosa Montero no habla de cómo son las mujeres y los hombres, que esperan ambos de la pareja; los hombres que ellas no cambien nunca y ellas esperan cambiarlos.

En 1895 un año después de conocerse Marie y Pierre se casan en París por lo civil. La maravilla de que dos personas similares se encuentren. Su doctorado, el nacimiento de su hija Irene. Los tres años empleados para extraer el radio de la pecblenda que es tres mil veces más potente que el uranio. Primero hallaron el polonio cuatrocientas veces más radiactivo que el uranio. Se produce un frenesí por lo radiactivo en el mundo que dura casi treinta años. El peligro del radio y la inocencia, al principio, y la irresponsabilidad, después, de los Curie. Estaban enamorados del radio, cuatro años después de la muerte de Pierre, Marie se enamora del físico Paul Langevin, que está casado, la ambigüedad en las relaciones. Su mujer monta un escándalo al enterarse y publica unas cartas intercambiadas entre la pareja.

Marie y Pierre decidieron no patentar ningún descubrimiento. Marie muere devastada por la radiación en 1934 a los 67 años. Este libro lleva a Rosa Montero a analizar la vejez y a gozar del presente sin esperar nada más de la vida.

Otros libros suyos recomendables son La loca de la casa (2003), La hija del caníbal (1997) y Temblor (1990).

NOTAS:

1.- Rosa Montero, La ridícula idea de no volver a verte, Seix Barral, Barcelona, 2013, p. 28.

miércoles, 13 de julio de 2016

(G114) Petit Comité (Barcelona)


Hace ya unos meses que desembarcó en Barcelona del xef Nando Jubany de Calldetenes (Vic). Concretamente en el Restaurante Petit Comité, Passatge de la Concepció, 13. Suculenta y contundente cocina catalano-mediterránea con toques creativos. Disponen de un menú a precio fijo y de una variada carta. Nos decidimos por la segunda. Lástima de lo diminuto y exiguo de las mesas queriendo aprovechar el espacio para llenarlo de turistas con posibles.

Los aperitivos una corteza de cerdo y una tapa de cap i pota, correctos.

Como entrantes pedimos unos buñuelos de bacalao (foto), ricos. Una Coca de foie con manzana caramelizada y ensalada de contrastes (foto), buena. Seguimos con unas Ostras con verduras y algas (foto), excelentes.





Como platos principales un Pulpo a la brasa con patata y pimentón (foto), tierno. Atún rojo a la brasa con escabeche y verduritas (foto), excelente materia prima cocinada en su justo punto.




Los postres no desmerecen a la comida. Además de un magnífico carro de postres (foto) tienen otras creaciones. Compartimos una Crema catalana ligera tipo mousse, rellena de helado, fresas y galleta de turrón (foto), muy buena.




Como bebida durante la comida tomamos un par de cervezas: Inèdit Damm y una Rosita mexicana con algo de miel y un agua mineral. El pan de hogaza muy bueno y el aceite arbequina 100% del Penedès, verde, afrutado y picante estuvo a la altura.

Una bonita manera de celebrar el aniversario completado con una bebida espiritual en la terraza del Hotel Claris.

Precio de la comida entre 50/60 euros por persona IVA incluidos. Fecha de la visita 2 de julio de 2016.

PUNTUACIÓN: 7

domingo, 10 de julio de 2016

(L284) Vostè ja ho entendrà (2006)


Claudio Magris, Vostè ja ho entendrà (2006)

Aquest breu relat que té just seixanta pàgines i que us porto avui posseeix una bellesa i una profunditat que fan que valgui la pena dedicar-li un breu comentari. De Claudio Magris (Triestre, 1939) no us hem parlat encara, però si de la seva difunta dona, l’escriptora nascuda al Fiume, Marisa Madieri (1938-1996).

Vostè ja ho entendrà es tracta d’un monòleg ideat per representar-se a l’escenari sobre una versió contemporània del mite d’Orfeu i Eurídice.

El protagonista es lamenta que té la dona a la casa de Repòs, que es troba sol. És un poeta a qui li falta la seva inspiració. La narradora és la seva dona qui l’esporga els poemes aconseguint que el que quedi sigui prou bo. Ella a més el portava, segons ens diu, net i polit, ara amb l’excusa del dol deu portar les ungles negres, sense afaitar, i el llit sense fer. El considera un neuròtic: “És bonic que t’estimi un neuròtic, dóna seguretat”.1

Ella diu que li va ensenyar tot, no només l’amor, sinó a perdre la por. Es dirigeix en la seva conversa al Sr. President de la Institució. Recorda quan el seu marit va fer el servei militar d’escrivent “la poesia igual que l’amor no es mai teva, sinó que és de tothom”. (...) “el món és un hotel de pas, un paradís, cap fiblada al cor, cap adéu. I en canvi, fins en el costum més gastat, en el vici més brut, aquella punxada d’amor, aquells ulls estrangers i perduts que per un instant diuen tot el que manca... La felicitat, el buit, la catàstrofe, la plenitud insostenible d’estar junts...”2

Ella faula sobre el permís que li han concedit al marit poeta per venir a veure-la: “No, no venia per salvar-me, sinó per ser salvat”.3 “Però jo sabia, sentia, que aviat sortiria i estaria en el seus braços, amb la seva boca sobre la meva, les seves mans sobre els meus pits ensonyats, sobre el meu sexe desmemoriat que començava a recordar, a despertar-se, de la font eixuta en tornava a rajar un fil d’aigua. Em semblava que sentia la seva mà de nit agafant la meva, com sempre, en les aigües clares i profundes del son,”4

La seva prosa és una prosa poètica que està magníficament traduïda per l’Anna Casassas i amb la que ens sembla escoltar el dialecte triestí. El relat esdevé un llarg al·legat que, seguint les petjades del mite clàssic, ens explica un tràgic amor total en el qual inevitablement hi ha ressons de l'autobiografia del propi autor. Mite, fabulació i experiència personal d’una gran bellesa.

D’altres obres recomanables de Magris són Danubi (1986) i Microcosmos (1997).

NOTES:

1. Claudio Magris, Vostè ja ho entendrà, Edicions de 1984, Barcelona, 2007, p. 20.

2. Ibídem, pp. 34-35.

3. Ibídem, p. 42.

4. Ibídem, p. 47.

domingo, 3 de julio de 2016

(L283) Todo lo que era sólido (2013)


Antonio Muñoz Molina, Todo lo que era sólido (2013)

En este sencillo pero certero ensayo Antonio Muñoz Molina (Úbeda, 1956) nos recuerda las señales de alerta que sonaron ante el festín pantagruélico de despilfarro que tuvimos en España, en nuestra particular década prodigiosa, y del que muchos de nosotros creímos que era el anuncio de una nueva edad dorada donde el maná no dejaría de fluir. Gracias a buenos consejos que me mantuvieron los pies firmes sobre la tierra no caí en ninguna inversión alocada que hubiera comprometido mi futuro económico durante muchos años.

A continuación os dejo algún que otro fragmento que no tiene desperdicio:

“Donde antes había habido como máximo alguna oficina de prensa ahora hubo gabinetes enteros de comunicación, lo cual sonaba mucho más moderno, y permitía nóminas más cuantiosas. Individuos dotados de saberes gaseosos y cualificaciones quiméricas obtenían subsidios millonarios con la finalidad de gestionar la administración de la nada, previamente envuelta en grandes castillos de palabras, tan consistentes como los castillos de fuegos artificiales cada vez más lujosos que se quemaban en los colofones de las fiestas: castillos en el aire, castillos en España”.1

 “La corrupción, la incompetencia, la destrucción especulativa de las ciudades y de los paisajes naturales, la multiplicación alucinante de obras públicas sin sentido, el tinglado de todo lo que parecía firme y próspero y ahora se hunde delante de nuestros ojos: para que todo eso fuera posible hizo falta que se juntaran la quiebra de la legalidad, la ambición de control político y la codicia –pero también la suspensión del espíritu crítico inducida por el atontamiento de las complacencias colectivas, el hábito perezoso de dar siempre la razón a los que se presentan como valedores y redentores de lo nuestro–. La niebla de lo legendario y de lo autóctono ha servido de envoltorio perfecto para el abuso y de garantía para la impunidad”.2

“En ningún otro campo profesional (se refiere a la política) se puede llegar más lejos careciendo de cualquiera cualificación, conocimiento o habilidad verificable. Se puede dirigir un hospital y hasta ser ministro de sanidad sin tener la menor noción de medicina, y ocupar un puesto de alto rango en la política internacional sin hablar ningún idioma extranjero. En mis años de trabajo en la administración municipal tuve superiores que no sabían escribir correctamente Beethoven ni Varsovia y que sin más requisito que el carnet de un partido han gestionado algunas de las instituciones musicales de máximo relumbrón en España. He visto a un administrativo entrar de concejal en 1979 y sin haber adquirido ninguna cualificación aparte de la de la maniobra política llegar diez o doce años después a presidente de una de esas cajas de ahorros que nos han llevado a la quiebra”.3

”Con la distancia se ve claro que la Expo del 92 fue el primero en el catálogo sucesivo de los simulacros españoles, el ensayo general y el estreno, el modelo de una gran parte de lo que vino después: la predilección por el acontecimiento excepcional y no por el trabajo sostenido durante mucho tiempo; el triunfo del espectáculo sobre la realidad; la construcción de realidades efímera a las que se dedicaban los fondos públicos que habrían podido emplearse menos vistosamente pero con frutos más sólidos; el gasto incontrolado y sin límites; la concentración aparatosa de todo en un solo lugar, en el plazo de unos pocos meses; la desconexión ente ese tiempo y el que vendría después, entre ese espacio insular y el territorio que lo rodeaba: también la unanimidad triunfalista que apagaba de antemano cualquier disidencia, reduciéndola a queja residual o deslealtad insidiosa”.4

“Es muy difícil no pertenecer a un grupo, a una tribu, a una patria, a lo que sea, con tal de que sea seguro y colectivo, de que ofrezca una protección incondicional, si bien al precio de abdicar del derecho al libre pensamiento: a cambiar de opinión, a no ajustarse a lo que se exige o se espera o se da por supuesto de uno, a no aprobar todas y cada una de las cosas que hacen aquellos de los que uno mismo se siente más cerca, a los que uno ha defendido, los que sin embargo no aceptarán que se aparte ni un milímetro de la ortodoxia que ellos mismos marcan”.5

“Cuando la barbarie triunfa no es gracias a la fuerza de los bárbaros sino a la capitulación de los civilizados”.6

“Creo que el edificio de la civilización está siempre en peligro de derrumbarse y que hace falta una continua vigilancia para sostenerlo. Nadie creía a mediados de enero de 1933 que en un par de semanas Hitler pudiera ser nombrado canciller de Alemania ni que tan sólo unos meses más tarde los nazis fueran a ostentar un poder absoluto. He hablado en Nueva York con bastantes personas que vivían en Yugoslavia en 1989 y todas ellas me han contado que nadie dudaba de la solidez del país y que la idea de una guerra civil era tan inverosímil que ni siquiera se pensaba en ella”.7

De Muñoz Molina hemos comentado también El jinete polaco (1991).

NOTAS:

1.- Antonio Muñoz Molina, Todo lo que era sólido, Seix Barral, Barcelona, 2014, Cap. 23

2.- Ibídem, Cap. 40

3.- Ibídem, Cap. 41

4.- Ibídem, Cap. 49

5.- Ibídem, Cap. 52

6.- Ibídem, Cap. 69

7.- Ibídem, Cap. 80

miércoles, 29 de junio de 2016

(G113) Restaurante Suculent (Barcelona)


Durante un paseo improvisado por la zona del Raval nos topamos con este restaurante del que había leído alguna que otra buena crítica en internet. En Suculent, Rambla del Raval, 43 ofrecen una cocina clásica de platos tradicionales preparados con ideas y técnicas actuales. El menú varía con las temporadas. Creo que es un buen descubrimiento gastronómico.

Como entrantes fríos pedimos un Ajoblanco con sardina ahumada y huevas de trucha (foto), muy bueno. Seguido de unos entrantes calientes: Croquetas de rabo de vaca vieja con trompetas de la muerte (foto), muy melosas y ricas. Ostra a la brasa con panceta ibérica y crema de pistacho (foto), deliciosa.





Como platos principales una Anguila ahumada con foie a la brasa (foto), rica y original la combinación dulce-picante. Lomo de atún rojo a la brasa con tomates escaldados y emulsión de piñones (foto), excelente materia prima cocinada en su punto justo.




Los postres no desmerecen a la comida. Fresones rellenos de chocolate blanco y vainilla de Tahití (foto), muy ricos. Maridados con un moscatel de Alejandría. Se trata de MR de Málaga de Telmo Rodríguez. Un vino delicioso, afrutado, redondo y suave que acompañó perfectamente tan exquisito postre.



Como bebida durante la comida tomamos un par de cañas Estrella Damm. El pan de coca con tomate, bueno. Los cafés e infusiones resultaron malogrados por la falta de fuerza de la minicafetera del local.

Precio de la comida entre 40/50 euros por persona IVA incluidos. Fecha de la visita finales de mayo de 2016.

PUNTUACIÓN: 7-7,5

domingo, 26 de junio de 2016

(L282) 14 (2012)


Jean Echenoz, 14 (2012)

Primera novela que comentó de Jean Echenoz (Orange, 1947) un interesante escritor francés que bajo una aparente sencillez en su escritura nos presenta una especie de miniaturas literarias de gran calado y profundidad.

Argumento: Anthime sale a pasear en bicicleta. A pesar de ser verano hace un viento desacostumbrado. Es sábado, las campanas tocan a rebato anunciando la movilización general. Los hombres se reúnen en la plaza, en una bulliciosa afluencia, discusiones enfebrecidas, risas desmesuradas, himnos y fanfarrias. Al día siguiente se encuentran todos en el cuartel para recoger sus uniformes. La gente sonreía confiada pues a todas luces aquello duraría poco.

Blanche, hija única de una acaudalada familia recibe correspondencia de dos muchachos que son hermanos: Anthime y Charles. La ciudad está desierta sólo se ven ancianos y niños. Los hombres viajan en tren hacia el frente. Blanche está embarazada. Los soldados llegan a las Ardenas. Los primeros aeroplanos surcan el cielo. Charles Sèze va en uno de ellos encargado de fotografiar las posiciones enemigas. Son derribados de un tiro por un avión alemán, mientras, Anthime entra en combate con la infantería que al no ser apoyados por la artillería pesada hacen que su compañía tenga numerosas bajas y que su avance sea dudoso.

Blanche embarazada de Charles, muerto al estrellarse su avión, da a luz a una niña llamada Juliette. Anthime sigue vivo y luchando en el Somme. Les bombardean con proyectiles de gases. Conocemos los horrores de las trincheras. La guerra que todos pensaban que duraría unas semanas se prolongará más de cuatro años.

Como dice Miguel Mora para El País: “La novela esconde tras una capa de descuidada ligereza un gusto por el fogonazo insólito que recuerda a Augusto Monterroso y una fibra de melancolía decimonónica —Flaubert es su pasión— punteada por una irresistible ironía, por un humor sombrío y gamberro y por unas certeras descripciones”.1

La novela narra en su conjunto la historia de cinco amigos de provincias que van juntos a la guerra y la diversa suerte que tiene cada uno de ellos.

Os recomiendo otros dos libros de Echenoz: La novela que obtuvo el premio Goncourt titulada Je m’en vais (1999) y Courir (2008).

NOTAS:


domingo, 19 de junio de 2016

(L281) El temblor del héroe (2012)


Álvaro Pombo, El temblor del héroe (2012)

Primera novela que leo de este escritor santanderino gracias a la generosidad de mi amiga Maite Fàbregas. Álvaro Pombo (Santander, 1939) ganó el premio Nadal 2012 con El temblor del héroe (2012).

Argumento: Román es un profesor de Universidad que está jubilado. Recibe la visita de Eugenio, no tienen nada que decirse. Elena pareja de Eugenio habla con su amiga Nekane, por la conversación sabemos que está enamorada de Román que fue su profesor y es mucho mayor que ella. Héctor es un periodista que entrevista a Román para una revista digital, en la que tiene una sección llamada “los inactuales”, personajes que tuvieron relevancia cultural, educativa o política y que la han perdido ya. Román se siente una celebridad menor. Héctor y Román simpatizan. Héctor, un joven de una gran belleza, se instala en casa de Román. Al poco tiempo Héctor presenta a Román a su antiguo profeso Bernardo quien lo inició en la homosexualidad cuando era menor. Román, indignado, lo llama pederasta y lo hecha de su casa.

Bernardo quiere alquilar un piso a Román para establecer su consulta de psicología, utiliza como mediador a Héctor. Al final Román accede intrigado por la personalidad de Bernardo. Éste tiene afición al patinaje en línea. El tercer mes de alquiler Bernardo desaparee sin pagar la mensualidad. Héctor decide prostituirse para pagar el alquiler. Román quien en otro tiempo fue maestro de la filosofía y la moral, ahora se siente perdido. Siente que “la edad se me echa encima como una noche ciega” y además tiene nostalgia de lo que no pudo ser: “¿Se puede sentir añoranza de lo no vivido? ¿Se puede sentir nostalgia de una posibilidad?”.1

Comentario: La novela como dice Carles Geli, corresponsal en la entrega de los premios Nadal, trata del “embotamiento ante el dolor de los demás, la incomodidad del profesor por las faltas de uno ante el mundo es, en realidad, una constante en la obra de Pombo, consciente de que sus novelas son "descripciones de carencias". A pesar de ese trasunto filosófico, tanto Pombo como su obra han transitado rápido desde el aprecio minoritario de la crítica avezada a cierta popularidad”.2

A pesar de eso encuentro la novela pretenciosa, con muchos aires pseudointelectualoides, poco amena, es decir aburrida. En la parte positiva destaco que no tiene más de doscientas páginas. Siempre había querido leer algo de Pombo. Esta será mi primera y probablemente última novela del autor santanderino.

NOTAS:

1. Álvaro Pombo, El temblor del héroe, Destino, Barcelona, 2013, p. 186; 197.

2. http://elpais.com/diario/2012/01/07/cultura/1325890803_850215.html

domingo, 12 de junio de 2016

(L280) La feria de los discretos (1905)


Pío Baroja, La feria de los discretos (1905)

Continuo explorando el universo barojiano que tan buenos momentos me está proporcionando en medio del tremendo caos que es la vida. Su literatura y la música de Bach son lo que más me ayuda a mantenerme cuerdo. Hoy os traigo La feria de los discretos (1905) fantástica novela que el maestro Pío Baroja (1872-1956) nos regala en medio de otros libros más insulsos.

Argumento: El protagonista Quintín después de pasar ocho años en Inglaterra, regresa a su tierra, Andalucía. Va en tren a casa de sus padres en Córdoba. En el tren hace el viaje en compañía de un matrimonio francés. Le vienen los recuerdos de su infancia, su rebeldía al enterarse que no es hijo de su padre. Ante su indisciplina en todos los colegios por los que pasa sus padres deciden enviarlo a Inglaterra donde ingresa en Eton.

Por indicación de su madre visita al marqués de Tavera, un octogenario amable que tiene dos nietas a quienes comunica que son familia con Quintín. Éste cree que es su abuelo. Las niñas se llaman Rafaela y Remedios.

Sabemos de como traba conocimiento con Pacheco el bandolero. También conoce al historiador y arqueólogo don Gil Sabadía quien le cuenta la historia de la Venta de la encrucijada. Por él se entera de las desgracias de su madre, la Fuensanta, y de quién fue su padre, el hijo del marqués de Tavera. Quintín visita la casa del marqués para ver a Rafaela quien le encarga recuperar un cofre de joyas. Quintín lo busca por toda la plaza de la corredera. Le cuesta sesenta duros que toma prestados de Patrocinio, una mujer que dice ser pariente suya. Asisten a la romería de los Pedroches. Rafaela se va a casar con Juan de Dios, un hombre rico a quien no ama por salvar a su familia de la ruina...

Comentario: En la novela aparecen los temas que son tan gratos a don Pío: el odio a lo patrio y a los curas.

“¿Y tú qué piensas hacer? – ¡Yo! No sé. ¡Vivimos una época tan despreciable! ¡Si hubiera nacido en tiempo de Napoleón! ¡Cristo! Ahora estaría muerto o llevaría camino de ser general. – ¿Y te habrías alistado con Napoleón? – ¡Ya lo creo!– ¿Y habrías peleado contra tu patria? – Contra el mundo entero. – Pero contra España no.

– Contra España, mejor. Que no sería poco hermoso entrar en esos pueblos defendidos por murallas y por sus preocupaciones contra todo lo que es noble y humano, y arrasarlos. Fusilar a todos esos chatos, piojosos, farsantes, hidalgos de pacotilla; pegarles fuego a todas las iglesias y violar a todas las monjas...

– Tú has bebido, Quintín. ¿Yo? Estoy sereno como una mata de habas, que es el vegetal más tranquilo de todos, según dicen los boticarios. – Delante de mi no hables así de la patria. ¿Es usted patriota? – Con todo corazón. ¿Tú no? – Yo soy ciudadano del mundo. – Me parece que tú has bebido, Quintín. – No; puede usted creerlo”.1

Quintín (alter ego de Baroja) se declara en varios lugares de la novela “un hombre de acción”.2 Esto es lo que le hubiera gustado ser a Baroja. Los casinos son el lugar de reunión donde se despelleja alegremente al prójimo.3

– ¡Es una lógica admirable! –Replicó Quintín–. Aquí todo el mundo cree que su vida es el eje del universo; ahora, la de los demás, no tiene importancia.

Baroja es un escéptico y no cree que la revolución pueda cambiar las cosas, para él solamente existen ricos y pobres:

“–Tú eres revolucionario, ¿verdad? –Dijo Palomares-. Pues si alguna vez vais contra los ricos, llámame. Iré con toda mi alma, hasta hacerles echar la higadilla. En el mundo no hay más que ricos y pobres, y ríete tú de progresistas y de moderados. ¡Ah, canallas!

– ¿Te han hecho algo en casa?

–Hoy, no; pero me lo llevan haciendo muchos años. Veinte años trabajando como si fuera la casa de uno, y los ayuda uno a hacerse ricos, y ellos en la opulencia y uno con treinta duros al mes”.4

Además Baroja piensa que en este país nadie trabaja y la actividad de los pocos que trabajan, molesta y ofende a los que no hacen nada. En medio de una turba de abogados, militares, curas y prestamistas no hay lugar para progreso. Solamente se puede ser agricultor o usurero.5

NOTAS:

1.- Pío Baroja, La feria de los discretos, Alianza Editorial, Madrid, 2013, pp. 182-183.

2.- Ibídem, p. 188 y 195.

3.- Ibídem, p. 190.

4.- Ibídem, pp. 322-323.

5.- Ibídem, pp. 334-336.

miércoles, 8 de junio de 2016

(G112) Restaurant Les Moles (Ulldecona, Tarragona)


A la recerca de les oliveres mil·lenàries vàrem descansar i reposar forces en un bonic i presumit restaurant de la comarca del Montsià al cor de la Hispania Tarraconensis. Es tracta de Les Moles situat a la sortida del poble d’Ulldecona en direcció a la Sènia. Ofereixen una cuina sana, de proximitat amb varis menús dels quals ens vam decantar per l’anomenat tradició.

Com a aperitius ens posaren un pa amb oli i un mini gaspatxo. Simplement passables.

De primes dues mitges racions consistents en una Amanida d’oli ecològic “La Fargueta” amb verdures i anguila fumada (foto), bona. Van seguir uns Galets farcits de bolets i gratinats (foto), molt melosos.




Els segons foren un Arròs de galeres i escarxofes (foto), bo i contundent. Lluç amb puré de verdures i brou de pernil ibèric (foto), suau i fi.




De postres una Torreta de iogourt amb terra de galeta (foto); i un Sorbet de llimona i romaní (foto), correctes.




Como a begudes aigua, una copa de vi blanc per oblidar i unes cerveses artesanes de la zona. Es tractava d’una rossa suau anomenada Nel Bàrbara d’alta fermentació, sense cap additiu i que pot contenir sediments naturals. Té un aroma floral, amb notes de regalèssia i una escuma densa, blanca i intensa. Molt recomanable.

El pa molt variat: de pipes de carbassa, de nous, d’oli, de passes, de xapata i de sobrassada, però que finalment no entusiasma. Per acabar una infusió d’herbes digestives, Maria Lluïsa, i un tallat descafeïnat. Sense gormanderies que ho acompanyin.

Preu del Menú tradició 33 euros per persona IVA inclòs + begudes + cafès. Data de la visita: maig de 2016.

PUNTUACIÓ: 6,5

domingo, 5 de junio de 2016

(L279) Res no s’oposa a la nit (2011)


Delphine de Vigan, Res no s’oposa a la nit (2011)

Amb la publicació d’aquesta novel·la la Delphine de Vigan (Boulogne-Billancourt, 1966), que ja no era una desconeguda en el panorama literari francès, es converteix en tot un fenomen de crítica i públic.

Argument: La protagonista, Delphine, es troba a la seva mare, Luicille Poirier, estirada al llit morta. Es tracta d’un suïcidi. Uns mesos després la Delphine decideix investigar sobre la vida de la seva mare. Reuneix fotografies i cartes, entrevista germans, oncles i amics per reconstruir qui havia sigut la seva mere.

La Lucille de joveneta feia de model. La mare que es diu Liane l’acompanyava en metro a les sessions. És molt bonica, exerceix una atracció sobre la gent barreja de bellesa i absència. Un dels seus germans l’Antonin cau en un pou i mort ofegat, és el seu primer contacte amb la mort. La Liane estava embarassada de set mesos, al poc neix la petita Violette. L’ambient familiar és d’amargor encara que cap dels germans havien vist plorar els pares.

El pare, en George, porta un noi orfe que es diu Jean-Marc a viure amb ells, la reacció dels nens és freda, no volen que ningú substitueixi al seu germà mort. La historia dels seus avis George y Liane, com es van conèixer. La Lucille era la tercera de nou fills, per ordre cronològic són la Lisbeth, el Barthélémy, la Lucille, l’Antonin, el Jean-Marc, el Milo, la Justine, la Violette i el Tom. Els germans saben que la Lucille és la preferida del pare. Els pares els deixen sols per anar un cap de setmana a Londres. La Lucille té por, sabem que no es massa aplicada en els estudis.

La família té un Peugeot 202 i surten els diumenges al camp a fer picnic. La Marie-Nöelle va ser la col·laboradora d’en Geoges en la seva agència de publicitat, a més de l’amiga íntima de la família. La Lucille creix i se sent ridícula posant a les sessions de fotos, no vol tornar hi mai més. A la Lucille no li agradava l’esport a més és maldestra practicant-lo, acaba fent campana a les classes.

Durant les vacances escolars anaven a Pierremeont a casa dels pares de la Liane. La Delphine troba unes cassetes on en George explica la seva vida familiar. Són 57 cintes de les que falten tres. La Delphine ens avança que la seva mare, la Lucille, pateix un trastorn bipolar. Els records gravats del George van des de la seva infantesa fins a la mort de l’Antonin l’any 1954.

La família amb nou fills lloga una casa enorme a Versalles. Per fi la Lucille té una habitació pròpia. La Lucille no encaixa en cap col.legi. Quan la Liane pensava que ha no podia tenir més fills, vuit anys desprès, neix el Tom. El metge li diu que no és com els demés, es mongòlic. Li recomanen portar-lo a una institució però els pares s’hi neguen.

El fill adoptat, el Jean-Marc té quinze anys, un matí se’l troben al llit ofegar amb una bossa de plàstic al cap ...

Comentari: La Delphine ens diu: “Desconec en el fons quin és el sentit d’aquesta recerca, què quedarà d’aquestes hores passades regirant les caixes, escoltant cassets alentides pel temps, rellegint cartes administratives, informes policials o medicopsicològics, textos saturats de dolor, contrastant les fonts, els discurs, les fotografies.

Desconec “a què es deu”. Però, com més avanço, més tinc l’íntima convicció que ho havia de fer, no pas per rehabilitar, honrar, provar, restablir, revelar o reparar el que fos, simplement per acostar-me. Alhora per mi mateixa i pels meus fills –sobre els quals pesa, malgrat tot, el ressò de les pors i de les recances–, volia tornar a l’origen de les coses. I que, d’aquesta cerca, per més vana que fos, en quedés un rastre”.1

Res no s’oposa a la nit (2011) és una excel·lent novel·la autobiogràfica i us la recomano vivament. No vull estripar-vos la història però us avançaré que la família té un secret que possiblement ha fet que la Lucille s’aboqui cap a la malaltia mental, la psicosi maniacodepressiva, avui anomenada trastorn bipolar.

NOTES:

1. Delphine de Vigan, Res no s’oposa a la nit, Edicions 62, Barcelona, 2012, p. 255.