domingo, 25 de septiembre de 2016

(G116) Restaurante Dani García (Marbella, Málaga)



Después de un buen rato intentando encontrar aparcamiento en la urbanización Puente Romano de Marbella nos topamos con el restaurante Dani García, que ha cerrado el antiguo Calima y ha iniciado una nueva etapa profesional. El cocinero andaluz vuelve a sus orígenes apoyándose en la cocina de vanguardia inspirada en los platos tradicionales del sur de España “cocina contradición”, reconocida en los últimos años con, entre otros galardones, dos estrellas Michelin.

Este año nos propone un menú degustación que se inspira en la obra El Principio de Antoine de Saint-Exupéry. Como consta de veinte platos y mi estomago es cada vez más pequeño me decanté por probar medias raciones de la carta. Como dice la obra de Saint-Exupéry: “Lo esencial es invisible a los ojos”. Así también en la gastronomía el sabor de la comida es invisible a los ojos hasta que no te la llevas a la boca y actúa en tu cerebro.



Como aperitivos la rosa de El Principito (foto), dentro de su protección de cristal. Se trata de un pétalo de rosa hecho de bacalao y remolacha. Seguimos con una Ensalada de ceviche (foto) donde la leche de tigre podría despertar hasta a los muertos de Pedro Páramo.



Empezamos con dos platos de temporadas anteriores que nos llamaron la atención: Yogurt de foie-gras con naranjas aromatizadas y virutas heladas de anguila ahumada (foto), muy rico. El yogurt suaviza la contundencia del foie-gras. Tomate nitro pil-pil, brandada de bacalao y polvo helado de tomate caramelizado (foto), original y sabroso.



Para acompañar los entrantes un par de copas de un verdejo de Rueda. Se trata de Malcorta 2015 de la bodega de Javier Sanz. Su carácter vivaz y su frescor también combinan a la perfección con estos platos suaves y delicados. Se trata de una variedad antigua, la malcorta, que se ha querido recuperar.


Como entrante frio un Ajoblanco malagueño, gamba blanca, caviar de arenque y cabello de ángel (foto), excelente. Sigue uno caliente, el Arroz meloso de chipirones en su tinta, emulsión acidulada, crujiente y ceniza (foto), riquísimo y saciador.



Los platos más contundes se acompañaron con un vino de más cuerpo. Se trató de un excelente Chardonnay francés de Borgoña. J.M. Boillot 2013. Se trata de un blanco con crianza. Primer Crú de la Domaine de Jean Mary Boillot que cultiva 11 hectáreas en Pommard al sur de Dijon. Con cuerpo pero delicado y sutil a la vez.


Como plato de pescado una Lubina asada, infusión de azafrán y calamar (foto), colofón acertado de una comida donde no quedaba espacio más que para algo dulce.


De postre una original y sabrosa Manzana verde caramelizada, miel, nueces, sorbete de manzana y laurel (foto), buenísimas.


Es un restaurante que mima los postres. Incluso los petits fours que acompañaron el café con hielo que tomé merecieron la pena (fotos).



Los panes variados e interesantes: de tomate, de nueces, de olivas, integrales, etc.

Precio de la comida entre 140/150 euros por persona IVA incluidos y bebidas. Menú Degustación 185 euros por persona + bebidas. Fecha de la visita 9 de agosto de 2016.

PUNTUACIÓN: 8,5/9

domingo, 18 de septiembre de 2016

(L289) Los desengaños (2013)


Antonio Lucas, Los desengaños (2013)

Hoy os presentamos el libro ganador del XXVI Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe 2014. Se trata de un joven poeta llamado Antonio Lucas (Madrid, 1975) colaborador de la sección cultural del diario El Mundo. Es licenciado en Periodismo y colaborador de RNE.

“Porque aún aprendes del fracaso y en cada desengaño ves un pájaro” (p. 11). “Fingir que nuestra vida no es rueda de obediencia” (p. 17). “Recuerda el no estar solo porque alguien te contempla con ternura”. (p. 42)

Los desengaños (2013), nos dice su autor, aborda “una crisis sentimental y una crisis del presente. Aunque directamente no te afecten los problemas que está viviendo la sociedad a tu alrededor suceden cosas horribles que la poesía no puede callar”.

"Por un lado aborda una crisis sentimental que tuve hace año y medio, una ruptura con mi pareja de muchos años, y después la otra crisis, la del presente que vivimos en este país y en esta estafa en la que nos han metido y en la que nos hemos dejado meter".

"Es poesía como contrapoder y rebeldía", continúa Lucas. "Intentar no aceptar, no ya la basura física esparcida por el suelo de Madrid, si no la basura moral que nos han dado. Los políticos han tomado el lenguaje, lo emplean como un boomerang y han roto el pacto social. Todo esto ha generado el clima del que surgen Los desengaños".


INTEMPERIE

Ahora que vuelvo al tiempo de estar solo
y duele más la luz que se hace himno en cada objeto.

Ahora que recorro la distancia de mi cuerpo a mi pasado
y algo en ese viaje suena ya desposeído.

Ahora que sabemos que volver no es regresar,
sino un perderse con conciencia de naufragio.

Ahora que no anochece en la noche solamente.
Ahora que mis manos son casa desolada.
Ahora que los parques no allanan desamparos.
Ahora que vivir no es un verbo seguro.

Ahora que la sangre es tan distinta
a la herida de haberla imaginado.

Ahora que no somos los del sueño de haber sido,
aquel caudal de abrazo y fiebre y laberinto.

Ahora que el futuro no admite ser cantado
y es sólo un insistir de días sucesivos.

Ahora que los hombres no valen su misterio
Y huyen despojados también de su pobreza.

Ahora que te pienso reverso de mí mismo.

A esta hora en que la vida ya nunca será nuestra
con la misma sed que un día la habitamos.
¿será que nunca merecimos su belleza?


LA RACIÓN DE MI INFINITO

El hombre es el confín de lo inmediato.
Y tú la ración de mi infinito.
Sabes que no existo hasta no ser pronunciado
y vuelas por mi nombre cometas y pronósticos,
nostalgias como cuerpos, prehistorias y oleajes.
Lo de siempre.


PAREJA

Dentro de ti suena mi alegría con su arrabal de temores.
Dentro de ti hay un antes de la vida.
Dentro de ti aguardan gentes que no sabes, túneles sin prisa,
Fechas memorables dispersando en otoños su alianza.
Dentro de ti un gesto cansado,
Una hospitalidad de barrio antiguo.
Así eres.


BIBLIOGRAFÍA:

Antonio Lucas, Los desengaños, Visor, Madrid, 2013.

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Medalla de Oro de la UB para el filósofo Emilio Lledó


Hoy miércoles 14 de septiembre la Universidad de Barcelona ha entregado su Medalla de Oro al profesor y filósofo Emilio Lledó Íñigo (Sevilla, 1927).

El acto ha tenido lugar en la Sala de Juntas del Edificio Histórico, presidido por el rector, Dídac Ramírez, y la participación de la secretaria general, Isabel Miralles; el decano de la Facultad de Filosofía, José Monserrat, y el profesor emérito de Filosofía de la Universidad de Barcelona José Manuel Bermudo. El catedrático Bermudo ha hecho la glosa de Lledó, que impartió docencia en la Universidad de Barcelona durante más de diez años, en concreto durante el período 1967-1978.

Entre su extensa obra destacan El concepto «poíesis» en la filosofía griega (1961), Filosofía y lenguaje (1970), La filosofía hoy (1975), Lenguaje e Historia (1978), El silencio de la escritura (1981), El surco del tiempo (1982), El epicureísmo (1984), La memoria del logos (1984), Aristóteles y la ética de la polis (1985), Memoria de la ética (1994), Días y libros (1995) y Elogio de la infelicidad (2005). También ha escrito más de cien trabajos de investigación, y durante los once años de catedrático en la Universidad de Barcelona, se presentaron bajo su dirección 36 tesis de doctorado y 106 tesis de licenciatura.

La última medalla de oro que otorgó la Universidad de Barcelona distinguió Nicholas J. Mackintosh, experto en psicología comparada, el año pasado. Con anterioridad, recibieron la distinción la catedrática de Geología Carmina Virgili (2011), y en 2009, el primatólogo y etólogo Jordi Sabater Pi y el escritor, periodista y crítico literario Baltasar Porcel. El prestigioso médico y pacifista catalán Moisès Broggi, y la presidenta de la editorial Vicens Vives Roser Rahola, también fueron galardonados con la Medalla de Oro en 2008.

La Medalla de Oro distingue personas naturales o jurídicas que de alguna manera hayan destacado por los servicios prestados a la Universidad de Barcelona, o que hayan prestado servicios eminentes y extraordinarios a la sociedad en los ámbitos político, social, económico, cultural o científico.
_____________

Pude conversar unos minutos con don Emilio Lledó antes del inicio del acto. Ventajas que tiene el llegar pronto. He notado su buena salud y energía aunque también una extremada delgadez que le hace parecer perdido dentro de su traje. Acusó recibo de mi libro, me dijo que le gustó y me preguntó si había recibido el suyo.

El acto fue íntimo, solamente asistimos tres seguidores: Carlos Schwartz, fotógrafo de La Laguna, antiguo alumno de Lledó y casualmente de vacaciones por la ciudad condal. Cristina Fernández originaria de León pero canaria de adopción; y por supuesto yo mismo vuestro corresponsal. Todos los demás eran cargos académicos y profesores de la UB.

El doctor José Manuel Bermudo, catedrático emérito y antiguo alumno de Lledó, hace la presentación del homenajeado. Dice que Lledó fue para la facultad de filosofía de la UB algo revolucionario. Lejos de lo grandilocuente, ya que "Lo revolucionario viaja en modestos carruajes".

Lledó estaba contra las asignaturas, los exámenes y los apuntes. Dando plena libertad a los alumnos y a los profesores en la búsqueda del camino del conocimiento. Introdujo algo novedoso como es la filosofía del lenguaje, algo totalmente desconocido en la universidad española de entonces.

Que menos que una medalla de oro para este profesor, dice Bermudo, que nos ha hecho pensar y ha llevado la filosofía a la Real Academia. La necesidad de conocimiento sigue siendo fundamental para el ser humano. Citando La República de Platón dice que "Lo mejor que tiene La fortuna y la riqueza es que permiten al que la posee estar en paz con los dioses y con los hombres".

A continuación don Emilio Lledó nos habla sobre sus experiencias en la universidad española y su paso por la alemana. Mejor no hablar demasiado de uno mismo (Deforme est de se ipso predicare). Para él la UB es su memoria. Alegre y dolorosa a la vez.

Habla sobre lo que le preocupa de la filosofía y de la vida. No puede dejar de denunciar el intento de eliminar a las humanidades de la enseñanza secundaria y de la universidad.

La filosofía siempre fue una mirada al mundo y un saber práctico. Amor a mirar, a saber, a comprender la vida. La primera línea de la Metafísica de Aristóteles dice: "todos los hombres desean por naturaleza saber". Esa inmediatez de la filosofía tiene un mensajero esencial en el lenguaje, en las palabras, que son fundamentales para la vida, para la comunicación. Son un soplo con sentido. (phoné semantiké). Nuestra sociedad necesita el diálogo. Eliminar la filosofía de la enseñanza es eliminar el pensamiento, que necesita tiempo, frente a la inmediatez de los productos tecnológicos, como el móvil. El estudio de la filosofía es el contacto con el lenguaje que nos hace pensar. Lo que somos son humanidades. ¿Cómo vamos a eliminar lo que somos?

En La historia de los animales de Aristóteles, éste dedica dos páginas a hablar del animal marino llamado Bogavante. Recuerda Lledó que se le ocurrió leerlas en los postres después de una comida con colegas donde el plato principal era “bogavante a la menorquina”. Un compañero le preguntó si el texto provenía de algún libro moderno de biología alemana. Sí, dijo, el texto tiene nada más y nada menos que veinticuatro siglos.

Los seres humanos somos memoria. Lledó defiende la filosofía contra los desorganizadores de nuestra vida intelectual. Eso que llamamos cultura es imprescindible para nuestra vida.

El decano de la Facultad de Filosofía, José Montserrat, ha dicho que hay 180 alumnos matriculados en primer curso de filosofía. Son nuevos soldados para el combate en favor de la filosofía y la cultura. Dice que ha sido gracias a dos cosas: la materia misma, poderosa en sí, y al legado del profesor Lledó en los profesores que formó durante su etapa en la UB y que todavía sigue vivo.

Al terminar el acto pude conversar con su hijo mayor, Alberto Lledó Macau, neurólogo que actualmente trabaja en Barcelona y que tiene un notable parecido físico con su padre aunque posee la corpulencia de la madre. Me dijo que estaba sorprendido de la vitalidad física e intelectual de su padre y que cuando tuviera tiempo algún día lo iba a estudiar (risas). Después de lo agotador de los actos del Premio Princesa de Asturias 2015, los hijos le pidieron que parara un poco el ritmo. Porqué me dijo que su padre es incapaz de decir no cuando alguien lo invita o le pide algo. Hoy se nos muestra esplendoroso y vital a punto de cumplir 89 años.

domingo, 11 de septiembre de 2016

(L288) Trastorno (1967)


Thomas Bernhard, Trastorno (1967)

Comentó hoy la mejor y tal vez más profunda obra de Thomas Bernhard (1931-1989). Llena de buena literatura y maravillosas reflexiones sobre la vida y el devenir del ser humano.

Argumento: “Mi padre era ahora el único médico de una comarca extensa y difícil”. El narrador nos relata las visitas que hace con su padre a los habitantes del valle. Un posadero de Gradenberg va a buscarlo porque su mujer ha sido golpeada en la cabeza por unos mineros, está malherida y la trasladan al hospital donde muere de un derrame cerebral. Le practican la autopsia. Se busca a un tal Grössl como presunto culpable. El padre cree que la visión de gentes y personas enfermas puede trastornar al hijo e inducirle a reflexiones perjudiciales. Las gentes del campo degeneran en la brutalidad.

“Lo esencial de una persona, dijo mi padre, sólo se nos mostraba cuando teníamos que considerarla perdida, cuando esa persona se estaba despidiendo aún de nosotros. De pronto podía descubrirse su verdad en todo lo que, hasta entonces, había sido sólo una preparación para su muerte definitiva. (…) El ser humano sólo era capaz de estar con otro ser querido cuando ésta había muerto y se encontraba verdaderamente dentro de él”.1
Bloch un judío que tiene una inmobiliaria y es amigo de su padre a quien presta libros. Visitan a la Sra. Ebenhöh, una de esas mujeres viejas y solas a quienes sus descendientes han abandonado. Habla de su marido muerto, de su hermano homicida y de su hijo curtidor de pieles y su odiosa nuera. Su hijo es medio retrasado. El padre está preocupado por su hija quien desde la muerte de su madre está sumida en una profunda melancolía.

“Al volver a nuestro coche a través de la plaza del mercado de Stiwoll hablamos de mis próximos exámenes, de las relaciones entre los estudiantes de Leoben, del aburrimiento de los estudiantes, de su cansancio de la vida. De los muchos suicidios, precisamente entre los mejores. Era extraño que precisamente los ricos tuvieran tendencia a suicidarse, que fueran los primeros en caer en el hastío, la más terrible enfermedad que puede contraerse en la vida”.2
Visitan a un industrial que vive en Hanenstein retirado en un pabellón de caza con una hermanastra al que el padre trata de diabetes. Ambos viven en permanente aislamiento, mostrando la hermanastra signos de locura. Luego visitan al molinero de Fochler a quien el padre ha de curar una pierna ulcerosa. Los hijos del molinero son débiles mentales.

También visitan al príncipe Saurau en su castillo de Hochgobernitz. Allí escuchan las dificultades del príncipe para encontrar un nuevo administrador ante las escasas cualidades de los solicitantes al puesto. La comarca es la Estiria nororiental en la Alta Austria. Se presentan tres candidatos de los que el mejor preparado es Henzing que ha estudiado en la Escuela de Estudios Forestales de Ort y que además habla varios idiomas. El príncipe piensa que es el candidato ideal. El príncipe le comenta al doctor que lleva meses oyendo ruidos por la noche. La noble familia ofrece una representación anual de una comedia en el Castillo. El príncipe le comenta al doctor que cree que su hijo, que ahora vive en Inglaterra, a su muerte dilapidar todo el patrimonio. El príncipe no desea relacionarse con la gente: “Cuando veo hombres, veo hombres desgraciados”.3

El príncipe no tiene confianza en su hijo de Londres. Hablan de Las afinidades electivas (1809) de Goethe. El mundo es totalmente frío. Casi todos los Surau se han arruinado. Uno se agota, se pudre por minutos, el príncipe tiene miedo de “ahogarse en el hedor del mundo”.4 Piensa que casi todos los hombres para él son máquinas de calcular y que en el diálogo es en el único momento en que damos vida a los muertos.

Comentario: La obra es una novela filosófica donde dos antagonistas de gran nivel intelectual, el doctor y el príncipe, conversan sobre temas eternos en presencia del joven hijo del doctor que actúa de narrador. No es un libro difícil de leer pero requiere una atenta lectura que no sea improvisada.

Los temas favoritos de Bernhard son el trabajo intelectual como un absurdo que acaba por conducir a la locura, la ignorancia como origen de la maldad y la violencia del hombre. Su obra se caracteriza por un profundo pesimismo, Bernhard tiene en mucha estima a los «clásicos del pesimismo» (Schopenhauer y Pascal) y que en las primeras novelas domina de modo unilateral un pesimismo abrumador (los protagonistas de todas ellas se suicidan o, como en el caso de Trastorno, piensan hacerlo). También sus novelas nos hablan de la soledad del ser humano y la insuficiencia que tiene el lenguaje como vehículo de comunicación entre los hombres.

Recomiendo la lectura de sus obras biográficas: El origen (1975), El sótano (1976), El aliento (1978), El frío (1981) y Un niño (1982).

NOTAS:

1.- Thomas Bernhard, Trastorno, Alianza Editorial, Madrid, 2012, p. 24.

2.- Ibídem, p. 49.

3.- Ibídem, p. 164.

4.- Ibídem, p. 198.

miércoles, 7 de septiembre de 2016

(G115) Restaurante Sopranis (Cádiz)



Uno de los mejores sitios para comer en la tacita de plata es el Restaurante Sopranis, situado en la calle del mismo nombre en el número 5. Se trata de una cocina moderna, ligera, marítima y sana en la que se pueden disfrutar platos emblemáticos de la gastronomía gaditana como la tortilla de camarones o las ortiguillas.

Volvemos a comer de capricho con medias raciones para poder probar más platos y no hacer demasiada pesada la digestión y poder así pasear más ligeros por el malecón de esta bonita ciudad. La playa de la Caleta, la Catedral vieja, etc. son escenarios donde corretea el personaje principal de la novela Trafalgar de Benito Pérez Galdós que ha sido la lectura seleccionada para este viaje a Cádiz.

Como entrante un Gazpacho de melón (foto), fresco, sabroso y refrescante contra el calor y el viento de levante.


De primeros Tartar de lomo negro de atún de almadraba con ajoblanco (foto), un atún excelente. Seguido de medio carabinero templado con infusión de maría luisa (foto), rico.



Como segundo un Arroz cremoso de ortiguillas y algas de la bahía (foto), muy bueno y de un espléndido sabor yodado.


Como postre un Coulant de chocolate con helado de vainilla (foto). Muy conseguido y con ese olor característico que deja un buen horneado.


Como bebida una Alhambra 1925. Se trata de una cerveza lager, por lo tanto, de baja fermentación con presencia de maíz en su composición. La botella es esbelta, de color verde y de diseño retro. Se terminó con un café con hielo para refrescarse del fuerte calor.

Precio de la comida entre 35/40 euros por persona IVA incluidos. Fecha de la visita 6 de agosto de 2016.

PUNTUACIÓN: 7

domingo, 4 de septiembre de 2016

(L287) Petersburgo (1913)


Andrei Biely, Petersburgo (1913)

La novela Petersburgo es generalmente considerada la obra maestra de Andrei Biely (1880-1934). Está ambientada en la época de la Revolución rusa de 1905, en la ciudad que da nombre al libro, y narra las andanzas de un joven revolucionario, Nikolái Ableújov, que recibe la orden de asesinar a su propio padre, el senador zarista Apolón Apolónovich Ableújov, poniendo una bomba en su estudio. Se han destacado las similitudes de esta novela con otras obras cercanas en el tiempo, sobre todo con el Ulysses (1922) de Joyce y con Berlin Alexanderplatz (1929) de Alfred Döblin. Como en ellas, la ciudad es el verdadero protagonista de la novela, la acción se desarrolla en aproximadamente 24 horas, y se utiliza abundantemente las bellas descripciones de contenido estético y un fino sentido del humor.

“Sofía Petrovna Lijútina se caracterizaba por su exuberante cabellera, y era extraordinariamente plástica: si Sofía Petrovna Lijútina se soltara su cabellera negra, el pelo le cubriría toda la espalda y le llegaría hasta la pantorrilla; francamente, ella no sabía qué hacer con ese pelo, tan negro, que probablemente… debido al pelo, o a su negrura, sobre el labio de Sofía Petrovna apuntaba un bozo, que le amenazaba con un bigotito a la vejez; su tez era algo extraordinario; era de un color auténticamente perlado, con un matiz de un blanco rosáceo como los delicados pétalos del manzano; cuando algo turbaba a la pudorosa Sofía Petrovna, ella se ponía colorada”.1

Como he dicho antes el verdadero protagonista de la novela es la ciudad: “Sobre el Neva se desplazaba un sol enorme y bermejo, y los edificios peterburguenses parecieron diluirse, transformándose en finísimos encajes de vaporosa amatista; los cristales reflejaban un refulgor de oro llameante, y las agujas elevadas tenían destellos de rubí, y los entrantes y los salientes se adhirieron a la ardiente llamarada: los atlantes, las cornisas de los balcones de piedra.

Se ruborizaba sanguinolento el palacio; lo había construido Rastrelli; este viejo palacio entonces levantaba sus paredes entre una bandada de columnas; abría la ventana a las lejanías del Neva la difunta emperatriz Elizaveta Petrovna. Bajo Alejandro Primero el palacio fue repintado de amarillo; bajo el emperador Alejandro Segundo el palacio fue pintado de nuevo y se tornó rojizo.

Lentamente oscurecía una sucesión de líneas y de muros sobre un cielo violáceo que se iba apagando, y se encendían unos luceros centelleantes, y se encendían unas llamas sutilísimas. Y se arrebolaba allí el pasado”.2

“Al otro lado de las ventanas, Petersburgo perseguía con el juego cerebral y con las lejanías plañideras; el viento húmedo y frió se lanzaba a empellones; se empañaban los nidos enormes de brillantes bajo el puente. Y nadie, nada.

Corría el río, se estrellaba la corriente, se balanceaba una lancha, y se oían arpegios”.3

“¿O, tantos años encabritada, tú, Rusia, has meditado en el terrible destino que te dejó abandonada aquí, en medio de este norte lúgubre, donde hasta las horas del ocaso son veleidosas, donde el tiempo mismo tan pronto se sumerge en la noche helada como en la claridad del día? ¿O, temiendo, el salto, pondrás otra vez los cascos en tierra y, resollando, trasladarás al enorme jinete de las latitudes quiméricas a las remotas llanuras?”.4

Novela muy recomendable para estetas de la palabra. Abstenerse los impacientes y aquellos que busquen acción.

NOTAS:

1.- Andrei Biely, Petersburgo, Alfaguara, Madrid, 2002, p. 57.

2.- Ibídem, p. 130.

3.- Ibídem, p. 342.

4.- Ibídem, pp. 87-88.

domingo, 31 de julio de 2016

Vacaciones 2016


Todo un año esperando las vacaciones para que se consuma todo en cuatro semanas. Así es la vida. Como contaba Woody Allen en su magnífica película Annie Hall (1977). Se encuentran dos señoras mayores que están en un parador de montaña, y una dice: «Hay que ver lo mala que es aquí la comida». Y la otra replica: «sí, ya, ya, y además dan unas raciones tan pequeñas». Pues bien, así es como veo yo la vida (Según Woody Allen y yo un poquito). Llena de soledad, de tristeza, de sufrimiento y de infelicidad, y pasa toda tan deprisa…

Claro que comprendo que nuestra infelicidad es en cierto modo “dorada” comparada con la de los refugiados de las guerras, los enfermos crónicos, los viejos solitarios de las residencias, las mujeres vejadas y oprimidas por la religión y el machismo, etc.

Así que a disfrutar de nuestras semanas de permiso carcelario. No he dicho nada.

El blog descansará y os dejará tranquilos hasta el próximo 4 de septiembre. I love you too!

domingo, 24 de julio de 2016

(L286) Mar de fondo (1957)


Patricia Highsmith, Mar de fondo (1957)

La facilidad que posee Patricia Highsmith (1921-1995) para convertir un hecho trivial en un relato y la capacidad de abducirnos dentro de la historia convierten a Mar de fondo (1957) en una narración magistral dentro del género de intriga y suspense; no al uso de la novela policiaca tradicional, sino que resulta mucho más refinado y sutil.

Argumento: El matrimonio formado por Víctor Van Allen y Melinda asisten a una fiesta. Acuden con el nuevo amigo de Melinda, Joel Nasch, quien se entiende con ella. Víctor le comenta a Joel la muerte de Malcolm McRae antiguo pretendiente de su mujer que ha sido asesinado recientemente y le insinúa que él mismo lo ha hecho.

Víctor y Melinda duermen en habitaciones separadas. Melinda tiene relaciones con otros hombres. El matrimonio tiene una hija de la que Melinda se ocupa lo estrictamente imprescindible.

Otro individuo llamado Ralph Gosden también la corteja. Víctor le cuenta a historia de McRrae y asustado se marcha. Días después en el vecindario comienza a saberse la historia. A los pocos meses aparece en la prensa la noticia de la captura del asesino McRae. Melinda se siente eufórica ya que puede volver a sus amoríos sin temor.

Su nuevo amigo se llama Charley de Lisle y es un pianista que le da clases por las tardes. Van Allen tiene una pequeña imprenta con dos trabajadores. Sacan unos cinco libros al año, pero son ediciones muy cuidadas, Van Allen es un esteta.

Se prepara la fiesta de disfraces de los Cowan. Melinda va disfrazada de Cleopatra y Víctor de Tiberio. Durante la fiesta algunos de los participantes se bañan en la piscina. Víctor se queda a solas con Charley a quien ahoga, luego se mezcla con los demás invitados. Sacan a Charley muerto, todo parece haber sido un desgraciado accidente. Dos días después interrogan a los testigos en el Palacio de Justicia. A pesar de que Melinda declara que Víctor odiaba a Charles, el juez declara que la muerte ha sido accidental.

Melinda no se queda parada, junto a otro vecino Don Wilson se dedican a extender las habladurías. Acaba el verano y la hija de ambos, Trixie, ingresa en la escuela. Un día Melinda se presenta con Mister Carpenter, un psicoterapeuta que busca casa. Vic cree que se trata de un detective. Está demasiado atento a todo, o un psiquiatra que ha contratado su mujer para vigilarle...

Comentario: es sorprendente como Patricia Higshmith nos muestra personajes que llevan una vida aparentemente normal y como pueden verse abocados a realizar una serie de hechos delictivos, el más grave de ellos es el asesinato, y a realizar otros muchos para encubrirlo. La delgada línea que existe entre la bondad y la maldad. Para ella todo ser humano es capaz de matar dependiendo de las circunstancias. Lo peor de todo es que su maestría como escritora hace que nos identifiquemos con los personajes deseándoles que les vaya bien y que no les atrape la policía.

Otras obras que os recomiendo de la autora son: Extraños en un tren (1950) y El talento de Mr. Ripley (1955).

domingo, 17 de julio de 2016

(L285) La ridícula idea de no volver a verte (2013)


Rosa Montero, La ridícula idea de no volver a verte (2013)

La escritora Rosa Montero (Madrid, 1951) escribe este libro poco tiempo después de haber perdido a su marido, muerto de cáncer. Su redacción le sirve como catarsis curativa. Y como ella misma nos dice “El verdadero dolor es indecible”.1 ¿Cómo es posible no volver a ver nunca más a la persona amada? La palabra muerte siempre es una realidad inconcebible que la mente humana rechaza.

La escritora hace un paralelismo entre la muerte de Pierre Curie y la de su marido el periodista Pablo Lizcano (1951-2009) con el que convivió veintiún años. Reflejando el dolor y las sensaciones que ambas sienten. Marie Curie fue la descubridora del Polonio y del Radio y por ello le concedieron el Nobel de Física (1903) y el de Química (1911).

El arte es una herida hecha luz porque la vida no basta. Nos habla de las dos hijas de Marie Curie: Irene (Nobel de Química en 1935) y Eve, explicándonos su triste infancia. La forma austera y poco femenina de vestir de Marie quien no puede cursar estudios universitarios en Polonia porque las mujeres no los realizan. Polonia se encuentra ocupada por los rusos. Marie ha de trabajar como institutriz para ayudar a su hermana mayor Bronya a pagarse la carrera de medicina en París.

Existe un miedo del mundo masculino al ascenso social de la mujer. Rosa Montero nos explica el caso de la papisa Juana.

Buscamos en el ser amado el súmmum de todas las maravillas. El síndrome de redención, hay muchas mujeres que pretenden salvar a su hombre y cuanto más canalla es éste más atraídas se sienten. Rosa Montero no habla de cómo son las mujeres y los hombres, que esperan ambos de la pareja; los hombres que ellas no cambien nunca y ellas esperan cambiarlos.

En 1895 un año después de conocerse Marie y Pierre se casan en París por lo civil. La maravilla de que dos personas similares se encuentren. Su doctorado, el nacimiento de su hija Irene. Los tres años empleados para extraer el radio de la pecblenda que es tres mil veces más potente que el uranio. Primero hallaron el polonio cuatrocientas veces más radiactivo que el uranio. Se produce un frenesí por lo radiactivo en el mundo que dura casi treinta años. El peligro del radio y la inocencia, al principio, y la irresponsabilidad, después, de los Curie. Estaban enamorados del radio, cuatro años después de la muerte de Pierre, Marie se enamora del físico Paul Langevin, que está casado, la ambigüedad en las relaciones. Su mujer monta un escándalo al enterarse y publica unas cartas intercambiadas entre la pareja.

Marie y Pierre decidieron no patentar ningún descubrimiento. Marie muere devastada por la radiación en 1934 a los 67 años. Este libro lleva a Rosa Montero a analizar la vejez y a gozar del presente sin esperar nada más de la vida.

Otros libros suyos recomendables son La loca de la casa (2003), La hija del caníbal (1997) y Temblor (1990).

NOTAS:

1.- Rosa Montero, La ridícula idea de no volver a verte, Seix Barral, Barcelona, 2013, p. 28.

miércoles, 13 de julio de 2016

(G114) Petit Comité (Barcelona)


Hace ya unos meses que desembarcó en Barcelona del xef Nando Jubany de Calldetenes (Vic). Concretamente en el Restaurante Petit Comité, Passatge de la Concepció, 13. Suculenta y contundente cocina catalano-mediterránea con toques creativos. Disponen de un menú a precio fijo y de una variada carta. Nos decidimos por la segunda. Lástima de lo diminuto y exiguo de las mesas queriendo aprovechar el espacio para llenarlo de turistas con posibles.

Los aperitivos una corteza de cerdo y una tapa de cap i pota, correctos.

Como entrantes pedimos unos buñuelos de bacalao (foto), ricos. Una Coca de foie con manzana caramelizada y ensalada de contrastes (foto), buena. Seguimos con unas Ostras con verduras y algas (foto), excelentes.





Como platos principales un Pulpo a la brasa con patata y pimentón (foto), tierno. Atún rojo a la brasa con escabeche y verduritas (foto), excelente materia prima cocinada en su justo punto.




Los postres no desmerecen a la comida. Además de un magnífico carro de postres (foto) tienen otras creaciones. Compartimos una Crema catalana ligera tipo mousse, rellena de helado, fresas y galleta de turrón (foto), muy buena.




Como bebida durante la comida tomamos un par de cervezas: Inèdit Damm y una Rosita mexicana con algo de miel y un agua mineral. El pan de hogaza muy bueno y el aceite arbequina 100% del Penedès, verde, afrutado y picante estuvo a la altura.

Una bonita manera de celebrar el aniversario completado con una bebida espiritual en la terraza del Hotel Claris.

Precio de la comida entre 50/60 euros por persona IVA incluidos. Fecha de la visita 2 de julio de 2016.

PUNTUACIÓN: 7