Entradas

Mostrando entradas de enero, 2011

(L91) Mansfiel Park (1814)

Imagen
Jane Austen, Mansfield Park (1814)
Comento con gran placer la última novela que escribió Jane Austen (1775-1817) aunque el orden de su escritura no se corresponde al orden de su publicación, Mansfield Park (1814) fue la tercera en publicarse. Si no es la mejor tal vez si es la más compleja y sutil. Asistimos a la interacción emocional de dos familias de la aristocracia campesina. Una está formada por sir Thomas Bertram y su esposa, sus cuatro hijos Tom, Edmund, María y Julia, su dulce sobrina Fanny Price, predilecta de la autora y personaje a través del cual conocemos la historia. Como nos dice Vladimir Nabokov (1899-1977) en su Curso de literatura europea (1980): “Esta dulce protegida aparece también en las obras de otros escritores, Dickens, Dostoievski, Tolstoi y muchos otros. El prototipo de estas jóvenes discretas, cuya tímida belleza acaba por brillar con todo su esplendor a través de los velos de la humildad y de la modestia –cuando la lógica de la virtud triunfa sobre las vicis…

(L90) Auto de los condenados (1985)

Imagen
Antonio Lobo Antunes, Auto de los condenados (1985)
Argumento: una familia de terratenientes portugueses vive los días posteriores al cambio de régimen político. Aguardan con expectación los últimos momentos del patriarca, enfermo y en supuesta posesión de unos papeles que dejan constancia de la herencia. Cada uno tiene sus motivos, pero, sobre todo, sus miserias. Cada uno nos deja conocer parte de su vida. Nos narran cómo han llegado a unas actitudes que, ahora, en estos últimos días antes de su huida a España, demarcan la crisis final de la institución familiar.
De António Lobo Antunes (Lisboa, 1942) merece destacarse su prosa poética: “me pescó el despertador a las ocho horas de mi sueño, del mismo modo que las grúas del muelle traen a la superficie los automóviles peludo de limos que no saben nadar. Me alcé en las sábanas goteando noche de las mangas y los pies, hasta que el guindaste depositó en la alfombra, junto a los zapatos de la víspera, mi cadáver oxidado de legañas, embotado…

Canon de literatura gallega y portuguesa

Para mí el canon de la literatura galaicoportuguesa sería el siguiente: Rosalía de Castro, Manuel Rivas, Luis de Camoes, José María Eça de Queiros, Cesário Verde, Fernando Pessoa, Mário Sá Carneiro, Miguel Torga, José Cardoso Pires, José Saramago, Antonio Lobo Antunes, Carlos Drummont de Andrade, Joao Guimaraes Rosa, Jorge Amado, Vinicius de Moraes, Clarice Lispector.
Galicia (4): Rosalía de Castro, Eduardo Pondal, Álvaro Cunqueiro, Manuel Rivas.
Portugal (9): Luis de Camoes, José María Eça de Queiros, Cesário Verde, Fernando Pessoa, Mário Sá Carneiro, Miguel Torga, José Cardoso Pires, José Saramago, Antonio Lobo Antunes.
Brasil (5): Carlos Drummont de Andrade, Joao Guimaraes Rosa, Jorge Amado, Vinicius da Moraes, Clarice Lispector.

Disparad contra la Ilustración (2009)

Imagen
Disparad contra la Ilustración
RAFAEL ARGULLOLEl País 07/09/2009
En los últimos tiempos, algunos de los mejores profesores abandonan precipitadamente la Universidad acogiéndose a jubilaciones anticipadas. Con pocas excepciones, las causas acaban concretándose en dos: el desinterés intelectual de los estudiantes y la progresiva asfixia burocrática de la vida universitaria. La mayoría de los profesores aludidos son gentes que en su juventud apostaron por aquel ideal humanista e ilustrado que aconsejaba recurrir a la educación para mejorar a la sociedad y que ahora se baten en retirada, abatidos algunos y otros aparentemente aliviados ante la perspectiva de buscar refugio en opciones menos utópicas. El primero de los factores es objeto de numerosos comentarios desde hace dos o tres lustros. Un amigo lo resumía con contundencia al considerar que los estudiantes universitarios eran el grupo con menos interés cultural de nuestra sociedad, y eso explicaba que no leyeran la prensa escrita, a no …

(G31) Café de Oriente (Madrid)

Imagen
Restaurante Café de Oriente (Madrid)

Los restaurantes madrileños, sobre todo los de un cierto nivel, tienen la costumbre de cerrar el sábado al mediodía. El motivo me lo imagino: el personal sale los viernes por la noche y al mediodía o comen en casa o hacen el aperitivo muy tarde y no les compensa abrir. No sabiendo muy bien a donde ir elegimos El Restaurante Café de Oriente, que está situado como su nombre dice en la Plaza de Oriente, 2 pertenece al grupo Lezama y tienen muy bien organizado el tema de las reservas. El comedor está situado en un semisótano, con paredes de obra vista. A modo de curiosidad os diremos que estaba lleno de catalanes que aprovechamos el fin de semana para acercarnos a la capital.
Como aperitivos nos trajeron una crema de marisco y un mejillón gratinado, flojos. Como primeros decimos hacer un pica-pica de Croquetas de marisco y jamón, muy finas y Erizos de mar gratinados, buenos. De segundos Bacalao al horno con raviolis de hongos y tomate agridulce, bueno y …

Escepticismo y alegría en Michel de Montaigne - 3

Imagen
Escepticismo y alegría en Michel de Montaigne
El presente comentario de los Ensayos de Michel de Montaigne (1533-1592) se basa primordialmente en el buen trabajo de Fernando Rodríguez Genovés, Escepticismo y alegría en Michel de Montaigne con algunos pequeños añadidos nuestros.
3.- La cortesía intelectual de un gentilhombre
Si en conocimiento de los objetos y del mundo nos quedamos en una visión «a medias», tampoco Montaigne desea contarnos todo sobre su persona sino todo lo que se puede contar y quiere contar, un retrato a «medias» en el que hay tan poca mentira como exageración; retrato medido y sincero, dentro de los límites de su interioridad, de la que él es el único señor:
«Mi opinión es que es preciso prestarse a los otros pero no darse más que a sí mismo.» (Essais, III, X: 980).
La evolución de sus meditaciones en torno a la muerte proporciona un buen ejemplo de cómo le afecta a sus ideas el suceder de los años. En el libro primero se encuentra el ensayo «Que philosopher c'es…

Escepticismo y alegría en Michel de Montaigne - 2

Imagen
Escepticismo y alegría en Michel de Montaigne
El presente comentario de los Ensayos de Michel de Montaigne (1533-1592) se basa primordialmente en el buen trabajo de Fernando Rodríguez Genovés, Escepticismo y alegría en Michel de Montaigne con algunos pequeños añadidos nuestros.
2.- Serenidad y alegría en los textos de Montaigne
Según confiesa Montaigne en el ensayo «De l'oisiveté» (De la ociosidad), el proyecto general de su obra nace, como la sabiduría de los antiguos, del ocio y del reposo al que se aplica en su retiro voluntario, después de haber conocido los disgustos que comporta la actividad en empleos y negocios relacionados con los asuntos públicos, a los cuales se aplicó por heredado deber de alcurnia y por personal sentido del vínculo y de la lealtad, desde luego sin esperanza de sacar beneficio alguno, y siempre entendiéndolas como ocupaciones de orden secundario en las prioridades de la vida.
En los Essais, los conductores son la intuición, la ocurrencia o la asociación d…

Escepticismo y alegría en Michel de Montaigne - 1

Imagen
Escepticismo y alegría en Michel de Montaigne
El presente comentario de los Ensayos de Michel de Montaigne (1533-1592) se basa primordialmente en el buen trabajo de Fernando Rodríguez Genovés, Escepticismo y alegría en Michel de Montaigne con algunos pequeños añadidos nuestros.
“Otras épocas más serenas lanzaron una mirada distinta sobre la herencia literaria, moral y psicológica de Montaigne, debatiendo sabiamente a fin de saber si era un escéptico o un cristiano, un epicúreo o un estoico, un filósofo o un bufón, un escritor o tan solo un genio diletante” (Stefan Zweig, Montaigne).
1.- Entre el escepticismo y la perplejidad
El argumento central del texto montaniano destila, en efecto, descreimiento general y un elogio de la duda y la precaución frente a las disertaciones que hablan en nombre de la Verdad. ¿Contrae esta actitud una defensa del escepticismo?
La incredulidad en Montaigne proviene, según nuestra apreciación, de la tradición naturalista que impacta en él y que le hace recela…

(M10) Paraíso - Para ti (1979)

Imagen
Aurelio o “La fuerza del optimismo”.
Hace unas semanas había sugerido, que no comentado explícitamente, que mi amigo Aurelio había sido despedido de su trabajo por un ERE de extinción parcial y además su novia lo dejó coincidiendo prácticamente en el tiempo con ese momento. Su respuesta cuando le dieron la noticia fue fulminante: “Hasta el final podéis contar conmigo, mi rendimiento no se resentirá lo más mínimo”. Mientras, los jefes, abochornados, bajaban la cabeza. Cuando le preguntaban sus compañeros que cómo estaba respondía con sentido del humor: “A parte de que me han echado del trabajo y me ha dejado la pareja estoy estupendamente”. Su fuerza y optimismo le hacen salir entero, que no indemne, de todas estas situaciones. Lo que nos demuestra que nos afecta no lo que nos sucede, sino la idea, la opinión que tenemos de ello (Como decía Epictecto en su Manual proposición XVI).
El lema de Aurelio es: “Para atrás, solamente para coger impulso. Siempre adelante”. Este optimismo ha hecho…

¡Feliz año nuevo para todos los lectores del blog!

Laura Flinch desde su casa en Houston (Texas) nos desea a todos los lectores de elsurcodeltiempo que tengamos un Feliz año 2011. También nos ha enviado unas imágenes del partido de basketball de la NBA entre los Houston Rockets y los Miami Heat (119-125) disputado en el Toyota Center de Houston el día 29/12/2010. Para el espectáculo (show business) no hay nadie mejor que los estadounidenses. Atentos a la interpretación del himno americano por un saxofonista a ritmo de jazz.