Medalla de Oro de la UB para el filósofo Emilio Lledó


Hoy miércoles 14 de septiembre la Universidad de Barcelona ha entregado su Medalla de Oro al profesor y filósofo Emilio Lledó Íñigo (Sevilla, 1927).

El acto ha tenido lugar en la Sala de Juntas del Edificio Histórico, presidido por el rector, Dídac Ramírez, y la participación de la secretaria general, Isabel Miralles; el decano de la Facultad de Filosofía, José Monserrat, y el profesor emérito de Filosofía de la Universidad de Barcelona José Manuel Bermudo. El catedrático Bermudo ha hecho la glosa de Lledó, que impartió docencia en la Universidad de Barcelona durante más de diez años, en concreto durante el período 1967-1978.

Entre su extensa obra destacan El concepto «poíesis» en la filosofía griega (1961), Filosofía y lenguaje (1970), La filosofía hoy (1975), Lenguaje e Historia (1978), El silencio de la escritura (1981), El surco del tiempo (1982), El epicureísmo (1984), La memoria del logos (1984), Aristóteles y la ética de la polis (1985), Memoria de la ética (1994), Días y libros (1995) y Elogio de la infelicidad (2005). También ha escrito más de cien trabajos de investigación, y durante los once años de catedrático en la Universidad de Barcelona, se presentaron bajo su dirección 36 tesis de doctorado y 106 tesis de licenciatura.

La última medalla de oro que otorgó la Universidad de Barcelona distinguió Nicholas J. Mackintosh, experto en psicología comparada, el año pasado. Con anterioridad, recibieron la distinción la catedrática de Geología Carmina Virgili (2011), y en 2009, el primatólogo y etólogo Jordi Sabater Pi y el escritor, periodista y crítico literario Baltasar Porcel. El prestigioso médico y pacifista catalán Moisès Broggi, y la presidenta de la editorial Vicens Vives Roser Rahola, también fueron galardonados con la Medalla de Oro en 2008.

La Medalla de Oro distingue personas naturales o jurídicas que de alguna manera hayan destacado por los servicios prestados a la Universidad de Barcelona, o que hayan prestado servicios eminentes y extraordinarios a la sociedad en los ámbitos político, social, económico, cultural o científico.
_____________

Pude conversar unos minutos con don Emilio Lledó antes del inicio del acto. Ventajas que tiene el llegar pronto. He notado su buena salud y energía aunque también una extremada delgadez que le hace parecer perdido dentro de su traje. Acusó recibo de mi libro, me dijo que le gustó y me preguntó si había recibido el suyo.

El acto fue íntimo, solamente asistimos tres seguidores: Carlos Schwartz, fotógrafo de La Laguna, antiguo alumno de Lledó y casualmente de vacaciones por la ciudad condal. Cristina Fernández originaria de León pero canaria de adopción; y por supuesto yo mismo vuestro corresponsal. Todos los demás eran cargos académicos y profesores de la UB.

El doctor José Manuel Bermudo, catedrático emérito y antiguo alumno de Lledó, hace la presentación del homenajeado. Dice que Lledó fue para la facultad de filosofía de la UB algo revolucionario. Lejos de lo grandilocuente, ya que "Lo revolucionario viaja en modestos carruajes".

Lledó estaba contra las asignaturas, los exámenes y los apuntes. Dando plena libertad a los alumnos y a los profesores en la búsqueda del camino del conocimiento. Introdujo algo novedoso como es la filosofía del lenguaje, algo totalmente desconocido en la universidad española de entonces.

Que menos que una medalla de oro para este profesor, dice Bermudo, que nos ha hecho pensar y ha llevado la filosofía a la Real Academia. La necesidad de conocimiento sigue siendo fundamental para el ser humano. Citando La República de Platón dice que "Lo mejor que tiene La fortuna y la riqueza es que permiten al que la posee estar en paz con los dioses y con los hombres".

A continuación don Emilio Lledó nos habla sobre sus experiencias en la universidad española y su paso por la alemana. Mejor no hablar demasiado de uno mismo (Deforme est de se ipso predicare). Para él la UB es su memoria. Alegre y dolorosa a la vez.

Habla sobre lo que le preocupa de la filosofía y de la vida. No puede dejar de denunciar el intento de eliminar a las humanidades de la enseñanza secundaria y de la universidad.

La filosofía siempre fue una mirada al mundo y un saber práctico. Amor a mirar, a saber, a comprender la vida. La primera línea de la Metafísica de Aristóteles dice: "todos los hombres desean por naturaleza saber". Esa inmediatez de la filosofía tiene un mensajero esencial en el lenguaje, en las palabras, que son fundamentales para la vida, para la comunicación. Son un soplo con sentido. (phoné semantiké). Nuestra sociedad necesita el diálogo. Eliminar la filosofía de la enseñanza es eliminar el pensamiento, que necesita tiempo, frente a la inmediatez de los productos tecnológicos, como el móvil. El estudio de la filosofía es el contacto con el lenguaje que nos hace pensar. Lo que somos son humanidades. ¿Cómo vamos a eliminar lo que somos?

En La historia de los animales de Aristóteles, éste dedica dos páginas a hablar del animal marino llamado Bogavante. Recuerda Lledó que se le ocurrió leerlas en los postres después de una comida con colegas donde el plato principal era “bogavante a la menorquina”. Un compañero le preguntó si el texto provenía de algún libro moderno de biología alemana. Sí, dijo, el texto tiene nada más y nada menos que veinticuatro siglos.

Los seres humanos somos memoria. Lledó defiende la filosofía contra los desorganizadores de nuestra vida intelectual. Eso que llamamos cultura es imprescindible para nuestra vida.

El decano de la Facultad de Filosofía, José Montserrat, ha dicho que hay 180 alumnos matriculados en primer curso de filosofía. Son nuevos soldados para el combate en favor de la filosofía y la cultura. Dice que ha sido gracias a dos cosas: la materia misma, poderosa en sí, y al legado del profesor Lledó en los profesores que formó durante su etapa en la UB y que todavía sigue vivo.

Al terminar el acto pude conversar con su hijo mayor, Alberto Lledó Macau, neurólogo que actualmente trabaja en Barcelona y que tiene un notable parecido físico con su padre aunque posee la corpulencia de la madre. Me dijo que estaba sorprendido de la vitalidad física e intelectual de su padre y que cuando tuviera tiempo algún día lo iba a estudiar (risas). Después de lo agotador de los actos del Premio Princesa de Asturias 2015, los hijos le pidieron que parara un poco el ritmo. Porqué me dijo que su padre es incapaz de decir no cuando alguien lo invita o le pide algo. Hoy se nos muestra esplendoroso y vital a punto de cumplir 89 años.

Comentarios

  1. Sin duda es un reconocimiento merecido. Seguro que habrás sido muy feliz, por el cariño que le tienes.
    Un abrazo
    Adelaida

    ResponderEliminar
  2. He sido alumna de don Emilio Lledó, para nosotros nuestro profesor con "mayúsculas" durante los años del bachillerato en el Instituto Nuñez de Arce que fue su primer destino cuando vino de Alemania.

    Sólo puedo decir que al grupo de mujeres, entonces chicos y chicas estudiaban separados, nos cambió la vida.

    Le he seguido en cursos y conferencias a lo largo de todo este tiempo y ha sido siempre un referente ético e intelectual.

    Pilar Villanueva

    ResponderEliminar
  3. Gran encert per part de la UB d'haver fet mereixedor de la Medalla d'Or l'eminent filòsof Lledó, tota una personalitat reconeguda arreu arran també de la seva extensa obra publicada i que afortunadament tot i la seva avançada edat, conserva una total clarividència.

    Quan va prendre la paraula, òbviament va parlar de filosofia i aprofità per denunciar, una vegada més, els intents de desplaçar les humanitats de l'ensenyament secundari i de la universitat.

    Una notícia esperançadora, és que en aquest curs 2016/2017, s'han matriculat a la Universitat de Barcelona, 180 alumnes en primer curs de filosofia, per sort i per tots els que creiem i considerem que malament anirà el món i el seu futur si no els oferim als nostres joves la possibilitat de que coneguin i estudiïn les matèries d'humanitats que tan imprescindibles ens són per aprendre a pensar. En el món d'avui, tan apresuradament avançat amb tecnologia, ens calen les humanitats com l'aigua que bebem, per formar-nos com a éssers humans civilitzats.

    Odile Laguarda

    ResponderEliminar
  4. Otro reconocimiento para el profesor Lledó. Un ejemplo de persona íntegra, honesta y sobre todo bondadosa en el sentido machadiano del término. Para mi un ejemplo a seguir.

    Beatriu

    ResponderEliminar
  5. Un reconeixement a tota la seva trajectòria molt merescut. Sempre recordaré la entrevista que li va fer el Jaume Barberà al programa "Singulars". Sentir-lo parlar és un plaer, per la precicsió amb la que utilitza el llenguatge i per les seves idees. Un savi.

    Montse José

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

(L321) Un largo sábado (2015)

(G131) Restaurante Céleri (Barcelona)

(G46) La Llagosta (Llafranc, Girona)

(G48) La Dolceta (Lleida)

(L116) La Regenta (1884) – 4.- Estructura, personajes y modo narrativo.