(L273) El pianista del gueto de Varsovia (1946)


Wladyslaw Szpilman, El pianista del gueto de Varsovia (1946)

Wladyslaw Szpilman (1911-2000) narra su vida en el gueto de Varsovia en su novela autobiográfica El pianista del gueto de Varsovia (1946) que originalmente se publicó con el título Muerte de una ciudad de la que Roman Polanski realizó una exitosa adaptación cinematográfica: El pianista (2002). Ni las opiniones sobre las actuaciones de los Comités judíos durante el gueto ni sobre la guerra gustaron a judíos y rusos y el libro fue sepultado en el olvido hasta que el año 1998 se publicó una traducción al inglés.

Argumento: Cuando se cerraron las puertas del gueto, noviembre de 1940, Szpilman comienza su trabajo de pianista de guerra en el café Nowoczesna. Los niños se dedican al contrabando pero el gran negocio lo realizan los potentados sobornando a los guardias.

“Bastaba con sobornar a los policías de guardia, los cuales cerraban los ojos en los momentos convenidos, para que cruzaran la puerta del gueto, antes sus narices y con su acuerdo tácito, verdaderas columnas de carros que transportaban alimentos, bebidas caras, manjares exquisitos, tabaco recién llegado de Grecia, y artículos de fantasía y cosméticos franceses.

En el Nowoczesna podía ver todos los días estos productos de contrabando. Era un café frecuentado por ricos, que acudían allí cargados de joyas de oro y diamantes, Entre taponazos de champaña, busconas de llamativo maquillaje ofrecían sus servicios a los especuladores, sentados ante mesas repletas. Perdí dos ilusiones en ese café: mi fe en nuestra solidaridad general y en la musicalidad de los judíos”.1

Szpilman se traslada a otro café de la Calle Siena donde iban intelectuales judíos a oírle tocar y donde adquiere una cierta fama. El problema de los parásitos, están infestados de piojos que transmiten el tifus. Las vacunas del doctor Weigel son efectivas pero no están al alcance de todo el mundo. Mueren cinco mil personas al mes. Durante el período del toque de queda solo salen a la calle los locos y los niños hambrientos.

Antes del gueto Szpilman trabajaba en la Radio Nacional polaca. Al estallar la guerra empiezan los bombardeos sobre Varsovia. El día 3 de septiembre Inglaterra y Francia declaran la guerra a Alemania. El día 7 la población huye de Varsovia. Su familia decide quedarse. Los mandos organizan la defensa de la ciudad; sobre todo el alcalde Starzynski con su gran actividad y valor. Szpilman continúa tocando en Radio Varsovia hasta que una bomba acaba con la central eléctrica. Los muertos aparecen mutilados por las calles. La ciudad se rinde el 27 de septiembre. Existe una satisfacción animal de estar vivos:

“Por espantosas que fueran todas estas noticias, no podían alterar nuestra satisfacción animal de estar todavía vivos y saber que quienes habían escapado de la muerte ya no corrían peligro inmediato, aunque el subconsciente reprimiera por vergüenza tales sentimientos”.2

Se producen los primeros ataques racistas a los judíos. Esconden sus pertenencias de valor. Enterados de la ocupación rusa de Polonia por el Este muchos judíos huyen hacia allí. Dos meses después de la ocupación la ciudad retoma su antigua forma de vida. Se promulgan nuevos decretos para los judíos, les obligan a llevar un brazalete con la estrella de David. Se inicia la construcción del gueto. El Consejo judío tiene mucho que ver en cómo se organizan las deportaciones.

“El Consejo decidió actuar de modo que se salvaran la mayoría de los intelectuales. Pagando mil zlotys por cabeza, el Consejo enviaba a un miembro de las clases trabajadoras judías como sustituto de la persona supuestamente registrada. Claro que no todo el dinero iba al bolsillo de los pobres sustitutos: los funcionarios del Consejo tenían que vivir, y vivir bien, con vodka y alguna que otra exquisitez”.3

Cae París y empiezan los bombardeos sobre Inglaterra. Ahora los alemanes pueden dedicarse a los judíos. El gueto está terminado, en el se hacinan más de quinientas mil personas. En 1941 Alemania invade Rusia. La realidad del gueto: hay dos guetos unidos por una calle; el gueto pequeño habitado por intelectuales y miembros prósperos y el gueto grande al norte Varsovia atestado y hacinado por todos los demás judíos. La madre intenta en los almuerzos familiares proporcionarles algún asidero a los hijos. Las películas de los alemanes donde retratan una vida normal y lujosa en el gueto para mostrarla a occidente. Los rumores de reasentamiento de los judíos. El presidente del Consejo judío, Czerniaków, se suicida para no firmar la orden. El gueto parece un hormiguero amenazado. La búsqueda de certificados de empleo. La crueldad de los fascistas ucranianos y lituanos.

El 16 de agosto de 1942 les llega el turno, a él y a su familia, de subir al tren que lleva a los campos de concentración. Un amigo suyo lo salva de subir al tren en contra de su voluntad. Los padres y hermanos parten y él se queda solo en el gueto…

Comentario: Suscribimos lo que dice Wolf Biermann en el epílogo del libro: “Los lectores advertirán que, aunque este libro fue escrito con las cenizas de la segunda Guerra Mundial todavía humeantes, su lenguaje es de una insólita frialdad. Wladyslaw Szpilman describe su cercano dolor con un distanciamiento casi melancólico. Para mí, es como si todavía no se hubiera repuesto de la conmoción tras su viaje por todos los círculos del infierno; como si escribiera, algo desconcertado, sobre otro individuo: la persona en la que se convirtió tras la invasión alemana de Polonia”.4

El pianista del gueto de Varsovia es una novela fantástica, los recuerdos de un superviviente del gueto de Varsovia donde muestra la crueldad los nazis, de los fascistas ucranianos y rusos, la importante participación del los Comités judíos en el traslado de sus congéneres a los campos de concentración, verificando las opiniones del libro de Hannah Harendt, Eichman en Jerusalén (1961). Pero también nos muestra el altruismo de los polacos a la hora de esconderlo y ayudarle y también que no todos los alemanes eran malvados. Es un libro muy recomendable así como también lo es la película de Polanski.

NOTAS:

1. Wladyslaw Szpilman, El pianista del gueto de Varsovia, Turpial & Amaranto, Madrid, 2003, p. 15.

2. Ibídem, p. 45.

3. Ibídem, pp. 57-58.

4. Ibídem, p. 211.

Comentarios

  1. "Gràcies a la biografia novel.lada de Vladyslaw Szpilman, el veritable pianista del gueto de Varsòvia, l'excel.lent director de cinema, Roman Polanski, va fer-ne un guió adaptat per dirigir el gran film "El Pianista", donant a conèixer al món la història verídica d'Szpilman.
    Convé ressaltar la magnífica interpretació d'Adrian Brody, el qual a la segona part de la pel.lícula es converteix en autèntic solista amb la brillant actuació que realitza.
    Cal fer menció també de la important aportació de la música de Chopin.

    Odile"

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

(L322) El testimonio de Yarfoz (1986)

(L116) La Regenta (1884) – 4.- Estructura, personajes y modo narrativo.

(G131) Restaurante Céleri (Barcelona)

Arcadi Espada entrevista a Castilla del Pino (2002)

(G48) La Dolceta (Lleida)