(C2) Conversaciones con mi jardinero (2007)


Jean Becker, Conversaciones con mi jardinero (2007).

Dialogue avec mon jardinier (2007) de Jean Becker (1938) es una película intimista, personal, de ritmo pausado y cadencial, es como si bebiéramos un buen vino en compañía de un amigo recuperado de nuestra infancia más remota. Dos pesos pesados de la interpretación francesa Daniel Auteil y Jean-Pierre Darroussin ayudan a dar credibilidad a la historia que está basada en la novela homónima de Henri Cueco (1929) pintor y cartelista francés hijo de padre español.

Después de haberse dado a conocer en París, un pintor quincuagenario regresa a su pueblo natal en la Francia profunda para instalarse en la casa donde pasó su infancia. Un jardín de buenas proporciones rodea el edificio, pero no sabe ni le apetece cuidarlo, prefiere poner un anuncio en el periódico local. El primer candidato, y el definitivo, es un antiguo compañero de colegio milagrosamente reencontrado después de tantos años. Será el jardinero.

En su contacto diario con el jardinero, el pintor descubre, mediante toques impresionistas, a un hombre que primero le intriga y que acaba por asombrarle gracias a su franqueza y a la simplicidad de la mirada con la que ve el mundo. Su vida está marcada por referencias sencillas y por una felicidad sin aspavientos. El jardinero no conoce la amargura ni la envidia. Sus héroes siempre son gente modesta. Su sistema de valores tiene un criterio único que, de forma consciente o no, le sirve para juzgar las cosas y las personas: el sentido común. El arte del que vive su amigo no goza de su aprobación hasta que puede observarlo discretamente durante horas.

Prosiguen una especie de adolescencia tardía y fraternal en la que se mezclan sus familias, sus conocimientos, las zanahorias, las calabazas, la vida, la muerte, viajar en avión, las grosellas, los gustos y los colores. Redescubren el mundo a través de la mirada del otro y renuevan el espectáculo de la vida.


Comentarios

  1. La película "pinta bien" y apetece verla relajado. El vídeo de Eric Clapton es una versión brutal de estilo y sentimiento. Magnífica la chica que hace los "gorgoritos" con una voz sobrenatural.
    A propósito del nuevo colaborador, le anímo a tomar mucho colacao para crecer rápido, aunque dudo que ésta página aún perviva para cuando sea capaz de colaborar.
    Un saludo a todos de,
    AURELIO HIDALGO

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

(L324) En la orilla (2013)

(BA14) Edward Hopper en el Thyssen-Bornemisza (2012)

(G133) Diferent Restaurant (Begur, Girona)

Arcadi Espada entrevista a Castilla del Pino (2002)

(L323) Alfabeto (1981)