(L30) Los ensayos (1595) - (1) Introducción


Michel de Montaigne, Los ensayos (1595)

A modo de introducción: Para la lectura de Los ensayos de Montaigne he escogido la edición que hizo de la misma su admiradora Marie de Gournay en el año 1595 en la magnífica edición de la editorial El Acantilado, Barcelona 2007, con prólogo de Antoine Compagnon y edición y traducción de J. Bayod Brau.

La primera pregunta que nos debemos hacer es cómo se debe o puede afrontar la lectura de Los ensayos. La obra es de tal magnitud intelectual y dimensiones físicas que puede asustar al más valiente. Consta de tres volúmenes, reunidos en uno solo en esta edición y tiene una extensión de LIV páginas de introducción más 1.728 páginas de los tres libros. Cuando un oponente es tan poderoso no debemos enfrentarnos a él a pecho descubierto, debemos pensar en una estrategia, como hizo David contra Goliat, necesitamos nuestra pequeña onda para poder vencerlo. La forma mejor que se me ocurrió para abordarlo fue su fragmentación en partes, entonces ya no me pareció tan temible. Decidí que iba a leer, aproximadamente, unas diez páginas cada noche antes de acostarme, como quien se toma una infusión relajante, aunque con semejante disciplina tan laxa necesitaría de cinco a seis meses para terminar el libro.

Pues bien este pequeño artículo es para comunicaros que por fin lo terminé, ocupando unos pocos minutos (veinte o treinta) de las noches que van entre el 1 de marzo y el 4 de agosto de 2008. La lectura ha sido ardua en algunos momentos, divertida en otros, edificante y sorprendente en la mayoría. De la misma he sacado múltiples enseñanzas, nuevos intereses en la lectura de otros autores y libros, y el material suficiente para elaborar varios artículos y creo que también enriquecer el resto de mis artículos. Este gran tour de force que primero realizó Michel de Montaigne (1533-1592), de él es todo el mérito, lo he seguido yo con aplicación, disciplina y entusiasmo. Espero que todo lo que he aprendido os motive y podáis verlo reflejado en próximos artículos.

Comentarios

  1. Ostras si que te merit, perquè jo si no tinc una data de finalització no tindria força de voluntat.
    Elvira

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

(L322) El testimonio de Yarfoz (1986)

(L116) La Regenta (1884) – 4.- Estructura, personajes y modo narrativo.

(G131) Restaurante Céleri (Barcelona)

Arcadi Espada entrevista a Castilla del Pino (2002)

(G48) La Dolceta (Lleida)