(G64) Nectari (Barcelona)




En la calle Valencia, 28, muy cerca de la parada de metro Tarragona, se encuentra el restaurante Nectari. Su cocina está a cargo del joven y rotundo chef Jordi Esteve. Este año la Guía Michelin le ha concedido una estrella y hemos decidido hacerle una visita.

Su carta es corta, de productos de temporada y cocina tradicional catalana con algún toque de creatividad. Disponen de platos adaptados para celiacos y una carta en braille.

Como el menú degustación no nos acabó de seducir, nos decidimos por la carta. Los aperitivos (foto) consistieron en una crema templada, salmón marinado, torrada de bull blanco y una minipizza, buenos.


Para picar escogimos una alcachofa rellena de tartar de gamba (foto), buena. Ahora sí, pasamos a los primeros. Crema de fredolics[1] con nube de huevo y aceite verde (foto), muy buena. Raviolis de gambas con duxelle de peu de rata[2] y salsa de crustáceos (foto), simplemente correctos, algunos raviolis estaban secos. La cadencia entre plato y plato, sobre todo en los primeros y en el postre, fue excesiva.




Como segundos un Abanico de entrecot con parmentier de patata y calçot confitado (foto), muy bueno. Disponen de granja propia en Collsuspina, municipio de la comarca de Osona, donde realizan ellos mismos la matanza con el consiguiente cuidado y calidad del producto. Calamar a la plancha, alcachofa confitada con miel, rossinyols[3] y su salsa (foto), bueno pero escaso.



Todos estos platos los acompañamos con un albariño que nos recomendó el jefe de sala. Se trata de un Don Olegario, es un albariño cien por cien, de la añada del 2010, muy aromático, suave, apenas se sube a la cabeza y con un postgusto seco. Su color es amarillo pajizo, con reflejos verdosos, aroma a flores, cítricos, manzana verde. Su gradación es de 18º y esta fermentado sobre sus lías en tanques de acero inoxidable durante 8 meses.

De postre una selección de cuatro postres (De derecha a izquierda: Coulant de chocolate, tiramisú, flan de canela y sorbete de mango) (foto), muy buenos, los acompañamos con una copa de moscatel Ochoa de Navarra. Una hierba luisa y un cortado finalizaron la comida (foto), los petite fours finales normalitos.



El precio aproximado por persona fue de 50/60 euros + bebidas. Fecha de la visita el 2 de febrero de 2013.

PUNTUACIÓN: 6,5-7



[1] En castellano esta seta es conocida como “negrilla”.
[2] Es una seta, muy apreciada en Cataluña, que tiene muchas ramificaciones en forma de coral.
[3] En castellano esta seta se conoce como “rebozuelo”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

(L116) La Regenta (1884) – 4.- Estructura, personajes y modo narrativo.

Entrevista a Emmanuel Carrère en La Pedrera de Barcelona (13/11/2017)

(L332) La familia de Pascual Duarte (1942)

(L199) El perquè de tot plegat (1993)

(L35) Los ensayos (1595) - (2) Contexto histórico