(L168) Los restos del día (1989)



Kazuo Ishiguro, Los restos del día (1989)

El escritor que tratamos hoy Kazuo Ishiguro (Nagasaki, 1954), a pesar de haber nacido en Japón, es un escritor plenamente anglosajón. A los seis años se trasladó con su familia a Londres, habiendo recibido toda su educación en escuelas británicas.

Argumento: El mayordomo Stevens trabaja en Darlington Hall, para su nuevo amo un americano rico, míster Faraday, la acción se desarrolla en julio de 1956. Éste le propone que se tome unos días de vacaciones. Stevens, ha recibido carta de la antigua ama de llaves, miss Kenton, y piensa ir a visitarla para tratar de contratarla de nuevo pues está algo escaso de personal y la encuentra a faltar. Durante el viaje rememora los tiempos esplendorosos pasados al servicio de lord Darlington y el tipo de relación que tuvo con miss Kenton.

Los aspectos más importantes que trata la novela son:

1) el significado de la palabra “Dignidad” (p. 42 ss.): El aspecto más importante de la vida de Stevens es su dignidad como mayordomo Inglés. Stevens habla de lo que para él es ser un "gran mayordomo" y pone como ejemplo a su padre (p. 44-45). Para él “la dignidad de un mayordomo está profundamente relacionada con su capacidad  de ser fiel a la profesión que representa” (p. 50). Stevens mantiene constantemente un sentido activo y pasivo de la dignidad con el fin de preservar su propia identidad. Este concepto afecta a su vida emocional ya que antepone a ella la dignidad y el control a sus emociones. En cierta manera Stevens pierde su sentido de humanidad al abandonar su propio yo personal.

2) Las Bromas es tema central y subyacente en la novela. Stevens las introduce en el prólogo como un problema que considera su deber resolver con el fin de complacer a Míster Faraday, su nuevo amo. Reflexiona sobre ellas, las prácticas en su habitación, también escucha un programa de radio llamado "Dos veces a la semana o más" para obtener ideas. Practica bromas con la gente que se encuentra, pero no las realiza con naturalidad. Al final de la novela se da cuenta de que las bromas son "la clave del calor humano".

3) Las limitaciones sociales: Parece claro que la posición de Stevens como mayordomo y sirviente poco a poco ha hecho imposible que viva una vida emocional plena. Su padre muere, y Stevens está demasiado ocupado para atenderle y realizar su duelo. Stevens tampoco se atreve a expresar sus sentimientos acerca de asuntos personales (como si la expresión de tales emociones pusiera en peligro su dignidad).

Las normas sociales del momento fueron ciertamente una limitación importante. Los sirvientes que desean casarse y tener hijos de inmediato se encuentran sin trabajo (De ahí la huida de la joven pareja que trabajaba en Darlington Hall), ya que la vida matrimonial es vista como incompatible con la entrega total a una profesión. Un "gran mayordomo" realmente no abandona su profesión, y, como tal, Stevens considera que tales opciones son absurdas.

4) La lealtad y la política: Stevens se muestra totalmente leal a Lord Darlington, cuyo enfoque amistoso hacia Alemania, a través de su amistad con la señora Charles Barnet, también da lugar a un estrecho contacto con organizaciones de extrema derecha, como los camisas negras de Sir Oswald Mosley.

5) El amor y las relaciones: Stevens es en algún nivel consciente de los sentimientos de la señorita Kenton, pero pretende ignorarlos. Algunas acciones de Miss Kenton a menudo lo dejan desconcertado y perplejo. Stevens no es capaz de reconocer los sentimientos que posee la señorita Kenton, insistiendo en que sólo compartían una "excelente relación profesional". No se trata sólo de las limitaciones de su situación social, sino también de su propia madurez emocional (o inmadurez) lo que lo retiene. Solamente en su último encuentro Stevens, trágicamente, se da cuenta de la perdida potencial que ha tenido su vida al no estar junto a miss Kenton.

6) Memoria y Perspectiva: Ishiguro utiliza los dispositivos estructurales de la memoria y la perspectiva en esta novela. Los eventos pasados se presentan desde el punto de vista del protagonista principal. Elementos del pasado que se presentan como fragmentos, al parecer inconscientemente censurados por Stevens. En ocasiones el narrador reconoce la inexactitud potencial de sus recuerdos y esto sirve al lector, que aprende cosas sobre el carácter de Stevens, es más, somos capaces de interpretar su intención oculta. Este dispositivo sirve para atraer al lector que es invitado a mirar más allá de los hechos que se tratan y proporciona un recurso literario inteligente para ver más allá de la cara pública presentada por un personaje cuya esencia se caracteriza por la representación de una fachada digna.

7) El título The Remains of The Day ha dado lugar a varias especulaciones sobre su significado y tiene gran importancia en varios momentos de la novela:

"Lo que queda del día" se refiere a la noche, cuando una persona puede reflejar y pensar en lo que ha hecho durante un día de trabajo. También es un símbolo de la edad avanzada, cuando se puede mirar atrás y evaluar el trabajo de toda una vida.

"Lo que queda del día" también se refiere a los últimos vestigios de mansiones inglesas. Stevens es parte de estos "restos", paralelamente a esto queda el rastro del imperio de ultramar de la Gran Bretaña. La acción tiene lugar en julio de 1956 y coincide con la crisis del Canal de Suez, un indicador notable de la disminución de la influencia británica en el extranjero.

Al final de la novela, Stevens reflexiona sobre los "restos de mi día", lo que le queda de vida profesional, refiriéndose a su futuro servicio con el Míster Faraday.

"Lo que queda del día" es una traducción alternativa de la alemana "Rückstände des Tages", un término freudiano traducido generalmente como "los restos diurnos." Estos son las experiencias del día anterior a la noche de un sueño. Freud descubrió que éstos siempre están presentes en la formación del sueño. Se utilizan como representaciones simbólicas y disfraces, generalmente, de deseos reprimidos.

8) Las alusiones a acontecimientos de la vida realEl tema de la decadencia de la aristocracia británica se puede vincular a la Ley de 1911 del Parlamento, que aumento los impuestos sobre sucesiones a las herencias después de la Primera Guerra Mundial y que obligó a la desintegración de muchas haciendas que habían pasado de generación en generación.

La postura pro-alemana de Lord Darlington tiene paralelismos en las cálidas relaciones con Alemania, favorecidas por algunos aristócratas británicos en la década de 1930, como lord Londonderry.

A modo de comentario final diremos que Stevens no se cuestiona si la persona para la que trabajaba era honorable más allá del título de lord heredado. Tampoco se cuestiona si lo que este estaba haciendo es honesto, honorable o decente. Para Stevens no es de su incumbencia. Se justificará a sí mismo, ¿qué podía hacer él?, ¿cuál era su grado de influencia y hasta qué punto su colaboración voluntaria y entregada podría influir en el comportamiento de Lord Darlington?

Una vida no vivida porque todo ha girado alrededor de un trabajo y un sentido de la “responsabilidad” exacerbado. Una vida no vivida porque no ha dejado en ella hueco ni siquiera a una posible relación sentimental con la señora Kenton. Una vida no vivida y hasta cierto punto falsa y que solo tiene validez en el entorno en que se desarrolla.

Creo que la novela nos puede ayudar a reflexionar acerca de nuestra relación con el trabajo, con nosotros mismos y con los demás. Merece la pena destacar la excelente traducción de Ángel Luis Hernández para la editorial Anagrama.

Fue adaptada al cine en 1993 por James Ivory y protagonizada por Anthony Hopkins como Stevens y Emma Thompson como Miss Kenton. El film fue nominado a ocho premios de la Academia.

Otras novelas recomendables de este autor son: Los inconsolables (1995) y Nunca me abandones (2005).

Comentarios

  1. Hola, Tomás: buena elección, muy buena. en su día me encantó la novela y también la película, con unas interpretaciones geniales. Y me ha gustado mucho tu comentario. Muy bueno. Es de las novelas que se pueden releer, estoy segura.

    Un abrazo,

    Adelaida

    ResponderEliminar
  2. He vist dues vegades l'adaptació cinematogràfica. Summament delicada i les històries molt commovedores. Em faltarà llegir el llibre. Gràcies per aquest comentari.

    Xus

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

(L321) Un largo sábado (2015)

(G48) La Dolceta (Lleida)

(G131) Restaurante Céleri (Barcelona)

Arcadi Espada entrevista a Castilla del Pino (2002)

(L116) La Regenta (1884) – 4.- Estructura, personajes y modo narrativo.