(L221) Poesía completa (2008)


Idea Vilariño, Poesía completa (2008)

Llegué al conocimiento de esta poetisa uruguaya por casualidad. Encontré un precioso poema de Idea Vilariño (1920-2009) dedicado a su antiguo novio el también escritor uruguayo Juan Carlos Onetti (1909-1994) y me quedé con ganas de saber más cosas sobre esta mujer. Ya no será es un poema que tiende un hilo invisible a través del espacio y del tiempo para llegar a cumplir una profecía que culmina la separación y la imposible perdurabilidad del amor.

Su mundo literario es pesimista y eso hace que no llegué a una mayoría. Sus poemas denominados nocturnos tratan sobre la soledad, la muerte, el desamor, el desapego a la vida, la noche, el insomnio, la madrugada, la desesperanza, el miedo, el horror al vacío, etc.

Hasta sus poemas de amor son en muchos momentos tristes. Su relación con Juan Carlos Onetti no siempre fue fácil como se puede ver a lo largo del libro. Sin embargo, su poesía es agradable de leer, parece amarga pero acaba con un regusto dulce, de la vida que todavía nos queda por vivir y que quién sabe lo que nos traerá.

No hay en sus poemas metáforas difíciles, ni palabras rebuscadas u obscuras. Todo parece diáfano, simple, sin complicaciones. Hay una acumulación notable de sustantivos que enumeran situaciones y objetos, y a través de los verbos, entre los que dominan ser e ir, se nos lleva del pasado al presente y a un futuro presentido, temido y anhelado.

Ya no será... (Dedicado a Onetti)

Ya no será,
ya no viviremos juntos, no criaré a tu hijo
no coseré tu ropa, no te tendré de noche
no te besaré al irme, nunca sabrás quién fui
por qué me amaron otros.

No llegaré a saber por qué ni cómo, nunca
ni si era de verdad lo que dijiste que era,
ni quién fuiste, ni qué fui para ti
ni cómo hubiera sido vivir juntos,
querernos, esperarnos, estar.

Ya no soy más que yo para siempre y tú
Ya no serás para mí más que tú.
Ya no estás en un día futuro
no sabré dónde vives, con quién
ni si te acuerdas.

No me abrazarás nunca como esa noche, nunca.
No volveré a tocarte. No te veré morir.


Si muriera esta noche...

Si muriera esta noche
si pudiera morir
si me muriera
si este coito feroz
interminable
peleado y sin clemencia
abrazo sin piedad
beso sin tregua
alcanzara su colmo y se aflojara
si ahora mismo
si ahora
entornando los ojos me muriera
sintiera que ya está
que ya el afán cesó
y la luz ya no fuera un haz de espadas
y el aire ya no fuera un haz de espadas
y el dolor de los otros y el amor y vivir
y todo ya no fuera un haz de espadas
y acabara conmigo
para mí
para siempre
y que ya no doliera
y que ya no doliera.



Hoy que el tiempo ya pasó
hoy que ya pasó la vida
hoy que me río si pienso
hoy que olvidé aquellos días
no se por qué me despierto
algunas noches vacías
oyendo una voz que canta
y que tal vez es la mía...

Quisiera morir...
ahora... de amor.
Para que supieras
como y cuanto te quería
quisiera morir...
ahora... de amor
para que supieras...

Algunas noches de paz
si es que las hay todavía
pasando como sin mí
por esas calles vacías,
entre la sombra acechante
y un triste olor de glicinas
escucho una voz que canta
y que tal vez es la mía...

Quisiera morir...
ahora... de amor.
Para que supieras
como y cuanto te quería
quisiera morir...
ahora... de amor
para que supieras...


Comentarios

Entradas populares de este blog

(L324) En la orilla (2013)

(BA14) Edward Hopper en el Thyssen-Bornemisza (2012)

(G133) Diferent Restaurant (Begur, Girona)

(L325) Los últimos. Voces de la Laponia española (2017)

(L116) La Regenta (1884) – 4.- Estructura, personajes y modo narrativo.