(G107) La Cabra (Madrid)



En una visita a Madrid no solo se vive de cultura, también se necesita una buena comida. Hoy os llevo al restaurante La Cabra, Francisco de Rojas, 2. Está regentado por Javier Aranda, un cocinero de raíces manchegas, que muestra una gran inquietud culinaria en busca de lugares y sabores. Sus dos menús, uno corto de 7 platos y otro más largo de 14, nos ofrecen un viaje por las cocinas del mundo. Elegimos el corto que para mí fue suficiente.

Con los entrantes nos propone un viaje por las cocinas de España. Andalucía, Infusión fría de sarda y manzanilla. Valencia, socarrat. Galicia, mejillón en su propio jugo y Carpaccio de Vieira. Cataluña, bikini de bull negre y su versión del pa amb tomàquet. Madrid, bocata de calamares. País Vasco, bombón de Idiazabal. Son divertidos pero faltos de fuerza.


Empezamos el viaje gastronómico por el mundo. Francia: Ostra, Chambris y encurtidos (fotos), en dos servicios, primero el jugo y luego la ostra, simplemente correcto.



México: Taco de Huitlacoche, Jalapeño y Gordal (foto), original y rico. Aquí el Menú empieza a subir enteros. China: Mantou de Carabinero (foto), muy bueno.



Japón: Shabu Shabu de Toro (foto), excelente, tal vez el mejor plato. La ventresca del atún cortada como si fuera un jamón ibérico y cocido, por nosotros mismos, en un caldo Dashi preparado al momento que después acompañará unas hortalizas (foto) cortadas en juliana.



Hungría: Gulasch de Carrillera (foto), bueno. El único plato de carne, melosa y en su punto. Cocción lenta a 72 grados. Fue el único plato acompañado de pan.


Los postres son excelentes y suben enteros al conjunto de la comida. Turquía: Barritas de canela y chocolate (foto), buenísimas. India: Coco y piñones (foto), bueno y refrescante.



Se nota que es un restaurante que mima los postres. Incluso los petits fours que acompañaron el té verde merecieron la pena (foto).


Como bebida un par de copas de un albariño afrutado y fresco. Se trata de Pazo de Galegos 2014, dándose la feliz coincidencia que lo había visitado el verano pasado en un viaje por Galicia. Se trata de una pequeña bodega familiar situada en lo alto del Valle del río Ulla a unos quince kilómetros de Santiago de Compostela.

Precio de la comida entre 77 euros por persona IVA incluidos + bebidas. Fecha de la visita 28 de diciembre de 2015.

PUNTUACIÓN: 7-7,5

Comentarios

Entradas populares de este blog

(L321) Un largo sábado (2015)

(G131) Restaurante Céleri (Barcelona)

(G46) La Llagosta (Llafranc, Girona)

(G48) La Dolceta (Lleida)

(L116) La Regenta (1884) – 4.- Estructura, personajes y modo narrativo.