(BA3) Modigliani y su tiempo (2008)


La exposición Modigliani y su tiempo, que se celebra en Madrid del 5 de febrero al 18 de mayo, aborda el conjunto de la obras de Amedeo Modigliani (1884-1920), desde su llegada a París en 1906 hasta su prematura muerte a los 35 años. Forman parte de la exposición tanto sus obras más representativas, sobre todo pinturas, pero también esculturas y dibujos. La exposición se divide en dos partes y dos escenarios diferentes:

Modigliani y sus maestros en el Museo Thyssen-Bornemisza (Paseo del Prado, 8). Al poco tiempo de llegar a París se organizan grandes retrospectivas de Gauguin y Cézanne. En estas primeras obras vemos como intenta forjar un estilo propio asistido por el ejemplo de Cézanne, Gauguin, Tolouse-Lautrec, Munch y Picasso. En la obra de Cézanne, en particular, Modigliani vio ratificado su interés por los maestros antiguos sin renunciar a un lenguaje plenamente moderno.

También se dedica a la escultura durante cinco años. Sus primeros estudios de cabezas están inspirados en máscaras africanas (podemos ver como muchas caras de sus pinturas posteriores tienen esta característica), allí conoce al escultor rumano Constantin Brancusi quien tendrá una gran influencia en su desarrollo como escultor. Su delicada salud le obliga a abandonar la escultura, sin embargo, estas experiencias resultarán fundamentales para la formación de su estilo pictórico maduro.

Sus primeros retratos son de 1914 todavía tienen influencia fauvista. Después sufre la influencia de la ordenación plástica cubista para llegar en 1917 a su estilo maduro caracterizado por la síntesis entre la línea y el volumen plástico. A diferencia de otros artistas del siglo XX Modigliani mantuvo la fidelidad a la fisonomía individual del modelo representado, sus retratos no dejan nunca de ser figurativos. Modigliani aborda el tema del desnudo, a requerimiento de su amigo y nuevo marchante Léopold Zbodrowski, inicia su popular serie de desnudos recostados que abrazan una sensualidad mediterránea con una fuerte carga erótica que escandalizó a cuantos los contemplaron y que pensaban satisfacer a los coleccionistas más audaces.

Modigliani y sus amigos en la Fundación Caja Madrid (Plaza de San Martín, 1). Los retratos conforman el grueso de su producción artística, además de ser su medio principal de subsistencia llegan a conformar un verdadero mosaico de la vida de Montparnasse, también pinto gente del pueblo, campesinos. El retrato es una forma de abrirse al otro de penetrar en otras vidas. Conoce a dos pintores que se dedican al retrato y que son cercanos a su estilo Chaïm Soutine (deforma a sus personajes) y Moïse Kisling (figuras de gran cromatismo).

Esta exposición es una prolongación de la anterior e incluye desnudos no solamente de Modigliani sino de otros artistas como Van Dongen, Suzanne Valadon, Marc Chagall o Jules Pascin. Acostumbrado a trabajar con modelos vivos Modigliani no presta mucha atención al paisaje como demuestra la escasa media docena de pinturas que se conservan, anticipan un paisaje austero y melancólico, son presentados junto a los paisajes de Soutine, deformados y ondulados y a los de Léopold Survage.

La exposición también incluye dibujos con los que se ganaba la vida por los cafés y terrazas de París. Fotografías de época donde podemos ver a Modigliani (muy atractivo, parece un Angry Young Man desafiante) y sus seres más allegados así como los lugares donde trabajó y vivió. Por todo lo expuesto anteriormente no dejo de recomendaros una escapada de fin de semana para contemplar esta magnífica exposición que contiene la producción más importante de Modigliani procedente de varios museos del mundo y de algún coleccionista particular.

Comentarios

Entradas populares de este blog

(L324) En la orilla (2013)

(BA14) Edward Hopper en el Thyssen-Bornemisza (2012)

(G133) Diferent Restaurant (Begur, Girona)

Arcadi Espada entrevista a Castilla del Pino (2002)

(L323) Alfabeto (1981)