(C8) Maridos y mujeres (1992)


Woody Allen, Maridos y mujeres (1992)

Con el comentario de esta película quiero iniciar un pequeño ciclo compuesto por cuatro películas de Woody Allen (Nueva York, 1935) donde trata con maestría y profundidad el tema de la pareja moderna, sus miserias y conflictos. Las películas son Annie Hall (1977), Manhattan (1979), Hannah y sus hermanas (1986) y Maridos y mujeres (1992). Es cierto que en muchas otras de su filmografía aparecen relaciones de pareja, pero no con el detenimiento y profundidad de estas cuatro que podrían formar parte de un estudio sobre el amor y las relaciones de pareja. A lo largo de los comentarios iremos entrando en el mundo de la pareja urbana, que no es otro que el nuestro, donde las situaciones que viven sus protagonistas nos afectan o han afectado en algún momento de nuestra vida sentimental.

La película se plantea como un documental donde vamos sabiendo las opiniones de todos los protagonistas. Con claras influencias de esa excelente radiografía del matrimonio que fue Secretos de un matrimonio (1974) de Bergman. Woody Allen hace una visión incisiva y lúcida de los males que tiene ésta institución, siendo en ocasiones cruel con sus personajes, como hace el maestro sueco. Para mí es una obra maestra profunda y en la que muchos matrimonios se reconocerán, en parte ó totalmente, ya que saca detalles como los del marido maduro obsesionado con una jovencita, la esposa humillada que intenta rehacer su vida, el aburrimiento en un matrimonio que ya lleva años de convivencia, la incomunicación, la diferencia en los gustos de uno y otro, el hastío después de la pasión, etc.

En Maridos y mujeres (1992) los protagonistas de esta historia son dos parejas de amigos. De un lado el profesor de literatura Gabriel Roth “Gabe” (Woody Allen) y su esposa Judy Roth (Mia Farrow), que trabaja en una revista de arte, y de otro Jack (Sydney Pollack) y Sally (Judy Davis). La acción comienza cuando quedan para cenar los cuatro y la segunda pareja le comunica a la primera que han decidido separarse. Gabe y sobre todo Judy, que se disgusta mucho, se muestran muy afectados ya que no sabían nada de las intenciones de sus amigos. Este hecho les hace plantearse su situación como pareja, intentan recordar cosas de sus amigos, Jackie dice que Sally es fría en la cama, se preguntan si ellos se separaran algún día. Judy quiere tener un hijo y Gabe no. Sally sale a cenar con un compañero de trabajo, Paul, que siempre se ha sentido atraído hacia ella, Jackie esta viviendo con otra mujer y Sally le recrimina su rapidez en encontrar pareja (tres semanas), se pone furiosa: “cuesta mucho mantener un matrimonio a flote con toda la frustración que conlleva”, la salida con el compañero de trabajo no sale bien a causa del rencor acumulado por Sally contra los hombres.

Gabe en su faceta de profesor de universidad conoce a una chica Rain (Juliette Lewis) que admira al profesor. Gabe confiesa ante la cámara que nunca ha engañado a su mujer, pero recuerda a una novia que tubo, chiflada pero genial. Son las que él denomina “mujeres kamikazes” que se estrellan contra ti y ambos perecen.

Jackie presenta a sus amigos su nueva novia Sam (Lysette Anthony), monitora de aeróbic y mucho más joven que él y bastante inmadura, pero la encuentra fresca comparándola con las manías de Sally quien siempre le critica y corrige. Ante la cámara habla el primer marido de Judy quien la califica de “pasiva-agresiva” porque siempre está pobre de mí, ayúdame en esto y al final siempre se sale con la suya. El matrimonio de Gabe y Judy comienza a tener problemas, se pelean más a menudo. En una conversación entre Judy y Sally habla de que también se ve separada en un futuro, lo ha imaginado, Sally le dice que se enfado tanto cuando supo la noticia de la separación de ambos porqué ellos habían hecho lo que ella (Judy) no se había atrevido a realizar.

Judy presenta a un compañero de trabajo Michael Gates (Liam Neeson) a Sally, Michael se siente atraído rápidamente por Sally. Mientras Gabe y Rain pasean y hablan de literatura y amor aparecen los maravillosos paisajes otoñales de Nueva York que tan bien sabe retratar Woody Allen. Jackie habla sobre Gabe y su inclinación por el amor imposible y de su relación con su nueva novia (la de Jackie), simpática, espontánea e inculta. Woody Allen utiliza la técnica de la cámara en hombro para retratar a los personajes con rápidos movimientos de la misma, que al principio nos pueden marear pero que al transcurrir la película se van serenando.

Gabe decide que si tendría un hijo con Judy, pero ella ahora se echa atrás. Michael sale con Sally, van a un concierto de Mahler, la lleva a casa, el acercamiento no va muy bien, ella le empieza a hablar de su relación con Jackie, cuando empezó a ir mal. Gabe deja leer la novela que está escribiendo a su alumna, ésta le presenta a sus padres, que sienten admiración por Gabe. Se encuentran con el psiquiatra de Rain que está enamorado de ella y la persigue, a partir de aquí Rain le explica a Gabe toda una serie de relaciones que ha mantenido con hombres maduros. Jude escribe poemas en secreto y se los da a leer a Michael, ambos empiezan a aproximarse, se arrepiente de haberlo presentado a su amiga Sally. Jackie se entera de que su ex mujer tiene un novio y se siente celoso, se pelea con Sam a causa de sus tontas conversaciones sobre astrología, los planetas y los signos zodiacales.

Sally cuenta a la cámara cómo le es imposible tener un orgasmo y lo que piensa cuando hace el amor con Michael, piensa en erizos y zorros, califica a las personas con uno de estos tipos de animales y las empareja. Michale le dice que la ha encontrado ausente y que han tenido “dos experiencias separadas preciosas” Jackie aparece en casa de Sally borracho pidiéndole que vuelvan a estar juntos.

En la novela de Gabe que está leyendo Rain, este se plantea “la imposibilidad de la pareja”, la continua insatisfacción del ser humano, siempre deseamos lo que no tenemos, explica el caso de los dos vecinos uno casado felizmente y otro soltero pero ligón, ambos envidian la vida del otro. ¿Sólo podemos elegir entre la monotonía crónica o el descontento crónico? Rain olvida el manuscrito de Gabe en un taxi, lo buscan hasta que lo encuentran, la interpretación freudiana del olvido. Discuten por la interpretación que cada uno hace de la novela. Gabe se siente atraído por su alumna.

Jackie y Sally se reconcilian, no saben estar sin pareja, salen a celebrarlo con Judy y Gabe que vuelven a casa peleándose sobre porqué no le ha enseñado sus poemas, sobre el coqueteo de Gabe en las fiestas, los cambios que les afectan, no quieren ni sienten lo mismo que cuando se conocieron. “Ya no son más que momentos aislados ¿comprendes? no cuentan toda la historia”. Gabe y Judy se separan, para que ella pueda tener el campo libre para atraer a Michael y Gabe pueda aproximarse a Rain. Gabe dice a la cámara que en todos estos años no ha madurado ni aprendido nada en materia de sentimientos.

Jude ayuda a Michael a superar la pérdida de Sally mimándolo, cuidándolo y haciéndose su sombra. Gabe asiste a la fiesta de cumpleaños de Rain (21 años), le regala una caja de música, se dan un beso de cumpleaños. Judy utiliza todas sus artes de pasiva-agresiva para conquistar a Michael. Jackie y Sally hablan de su situación, han aprendido a aguantar los problemas del otro, piensan que el matrimonio es un protector contra la soledad, no persiguen sueños imposibles, se han vuelto realistas y conformistas, sus problemas sexuales persisten. Jude y Michael se casan, habla el primer marido de Judy recordándonos que siempre consigue lo que se propone. Gabe se ha vuelto realista y no quiere comenzar ninguna historia con Rain que ya sabe que acabaría mal, de momento está solo, escribe y trabaja esperando que el amor vuelva a llamar a su puerta.

Woody Allen, Maridos y mujeres, Editorial Tusquets, Barcelona, 1993, páginas 147.

Comentarios

Entradas populares de este blog

(L324) En la orilla (2013)

(BA14) Edward Hopper en el Thyssen-Bornemisza (2012)

(L28) Mirall trencat (1974)

Arcadi Espada entrevista a Castilla del Pino (2002)

(L323) Alfabeto (1981)