(L65) Las sombras errantes (2002)


Pascal Quignard, Las sombras errantes (2002)

Es uno de los escritores más iconoclastas de la literatura francesa moderna. En Las sombras errantes (2002), Pascal Quignard (Verneuil-sur-Avre, 1948) nos introduce en un mundo donde su obsesión es la búsqueda de las sombras que se han perdido a lo largo de la historia de la humanidad y han dejado al hombre desamparado ante la luz que todo lo vulnera y que todo lo mancilla.

Siagrio (486) último rey de los romanos es capturado y ejecutado por el Rey Clodovelo exclamando al morir Quaesevit cum moriebatur ubi essent umbrae? (¿Dónde están las sombras? ¿Y qué sombras?) Los hombres se suelen olvidar de que no son antes de ser. Sin embargo mentimos: siempre pensamos que hemos oído algo en la sombra, antes de salir al aire de la atmósfera, antes de que nuestros ojos se abriesen a la luz del sol. En el crepúsculo, cuando las sombras empiezan a rodearnos, no existe diferencia entre lo imaginario y lo real.

Las sombras errantes (2002) no es una novela ni un ensayo: es un volumen donde se compilan textos narrativos, textos poéticos, textos más o menos ensayísticos, parábolas y reflexiones, sin una relación siempre palmaria, en la frontera de diversos géneros independientes. Algunos de los temas que trata a modo de ejemplo son: 1.- La fugacidad del tiempo: “Todo huye a una velocidad espantosa, todo está perdido” “Todos salimos de la vida como si apenas hubiéramos nacido” 2.- La fragilidad de la memoria: “Lo que escapa al olvido, eso es el pasado” 3.- El refugio de los libros: “He buscado el descanso en todo el universo y no lo he encontrado más que en un rincón con un libro” “La felicidad se abría paso. Yo leía”. 4.- La contingencia del ser humano: “No se puede ser a la vez un guardián de la prisión y un hombre evadido”. “Quieren creer que hay una respuesta que precede a su pregunta donde no hay más que exhalación pulmonar, escena invisible, interrogación corporal desprovista de fin, contingencia sexual. Quieren creer que hay un código secreto, que su vida tiene una dirección o encierra una promesa”.

Las sombras errantes es el primer volumen de la trilogía Último reino, la obra más ambiciosa de Pascal Quignard y por la que obtuvo el premio Goncourt. Acaba de ser traducida por la editorial Elipsis y el corresponsal de ABC en París entrevista al autor que actualmente vive alejado del "mundanal ruido" de las editoriales, después de haber trabajado durante más de dos décadas para Gallimard.

Quignard dice: Soy un apasionado de tres cosas que quedarán del siglo XX: la etnología, el psicoanálisis y la lingüística. Están muy próximas del arte de contar cuentos. En el fondo, estoy más cerca del cuento que de la novela. Muy próximo del arte de contar anécdotas, cuentos, sueños, como los que nos asaltan cada noche y cada mañana nos dejan más perplejos. (...) yo soy un solitario, grave. En cuanto pude, dejé de trabajar. Me siento muy alejado de la cultura de salón europea. Quizá todo venga de mi escepticismo absoluto hacia la posibilidad de compartir dudas, cultura, de una manera elegante, en un salón, por correspondencia. Una cultura elegante que no duda ante la destrucción de la naturaleza que ella misma está consumando. Una cultura elegante que no duda ante la crueldad y el martirio que ella consuma.

Y sobre su alejamiento editorial declara: "Quizá fue una locura. Pero... la vida es muy corta. Ya llevaba veinticinco años en Gallimard. Me quedaban otros veinticinco. O más. Nadie se jubila en Gallimard, oiga. Y el oficio y el negocio de editar libros habían cambiado radicalmente. Cuando yo empecé, me parecía vivir en el paraíso: ¡ganarme la vida leyendo libros y dando mi opinión! Luego, cambiaron las cosas. Y los editores terminaron convirtiéndose en agentes comerciales de los escritores. No era ni es lo mío. Me pareció que era el momento de marcharme. ¡Y por entonces no sabía cómo podría ganarme la vida...! Era algo así como salir de Egipto para los judíos: abandonar la «esclavitud» en busca de la tierra prometida. Algo así.

Comentarios

  1. Un autor sin duda interesante, ya tengo ganas de leerlo tanto por la obra que nos comentas como por sus sugerentes opiniones sobre la lectura y los lectores.
    Beatriu

    ResponderEliminar
  2. "Aquesta setmana l'amic Tomás ens obsequia, d'acord al que ens té acostumats, amb un nou i bon regal; en Pascal Quignard, autor ben singular. La primera lectura d'aquest escriptor, a la qual vaig accedir, va ser a conseqüència d'haver-ne vist primerament l'exquisit film "Tous les matins du mon", magníficament interpretat per Gerard Dépardieu i el seu fill Guillaume, (malauradament mort amb accident). Gràcies a la pel·lícula es van donar a conèixer tot un conjunt de peces musicals barroques interpretades per en Jordi Savall, virtuós intèrpret de la viola de gamba, de les quals se'n va fer un CD que comparteix títol amb la pel·lícula i que recomano a tothom, a l'igual que el llibre i la revisió del film".

    Odile Laguarda

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

(L116) La Regenta (1884) – 4.- Estructura, personajes y modo narrativo.

(L332) La familia de Pascual Duarte (1942)

Desè Aniversari de "Elsurcodeltiempo".

(L199) El perquè de tot plegat (1993)

(L35) Los ensayos (1595) - (2) Contexto histórico