(L75) Los emigrados (1992)


W.G. Sebald, Los emigrados (1992)

Este magnífico libro lo componen cuatro historias sobre personajes centroeuropeos, generalmente judíos, cuyo final suele ser dramático, que tienen en común el haber sido emigrantes. Sus novelas transcienden el concepto de género literario, aparece el ensayo, el reportaje, lo testimonial, la ficción, las fotografías que dan realidad a la ficción. Desde mi punto de vista es un arqueólogo de vidas ajenas, rescatándolas del olvido y mostrándonos el interés de aquello que permanecía oculto.

W.G. Sebald (1944-2001) cuenta las vidas de cuatro exiliados, pero creo que podrían ser seis, a saber: 1) Henry Selwyn, su amigo y casero en Inglaterra, antiguo médico, ninguneado por su mujer y marcado por su amistad con el guía Johannes Naegeli antes de que este despareciera en un glaciar; 2) Paul Bereyter, su maestro de escuela primaria, reconstruye la vida del profesor, eminentemente empírico y ateo, de su compañero de pupitre Fritz quien acabará siendo un cocinero famoso. Se entrevista con Madame Landau última amiga de Paul; 3) Ambros Adelwarth, su tío abuelo que como Robert Walser, terminará voluntariamente dejándose morir en un manicomio. Sebald rememora su viaje a América a conocer a sus parientes emigrados, la tía Theres, la tía Fini y el tío Kasimir quien le explica la historia de su abuelo, su relación con Cosimo Solomon y la vida de aventuras, visita al doctor Abrawsky del sanatorio mental para saber cómo murió su tío, encuentra su agenda donde explica sus viajes por Atenas, Constantinopla, Líbano, Jerusalén y el mar muerto y 4) Max Ferber amigo y pintor, los recuerdos de éste en Múnich el año 1933, la quema de libros en Würzburg -la historia intercalada de su madre Luisa Lanzberg, escrita en el campo de concentración donde morirá- y el propio Sebald cuando se describe así mismo, también como emigrante en Manchester y Norwich, las reuniones de su familia emigrada cuando él tenía pocos años.
Uno de ellos, Paul Bereyter, escribió al pie de una foto, en la que parecía perder los ojos en la lejanía: "A unos 2.000 km de distancia en línea recta -pero ¿de dónde?". Comienza desde ahí, aunque aparezcan trenes y aviones que cruzan ríos o desiertos, un largo viaje hacia el interior que sigue el rastro de unos personajes -emigrados de ellos mismos-, hasta que llegan a su destino. Pero, ¿a dónde? La fragilidad es una de las principales características de estos emigrados, seres melancólicos, constantemente desubicados. La novela es una exploración emotiva y continua del interior de los seres humanos, es una investigación sobre nosotros mismos, para no olvidarnos de quienes somos.
"Llevamos el pasado con nosotros, por ello,
si uno quiere saber hacia dónde va,
hacia dónde es más probable que vaya,
tiene que conocer las fuerzas del pasado".
W.G. Sebald.
También recomendamos estos otros libros suyos: Los anillos de Saturno (1995); De la destrucción como elemento de la historia natural (1999) y Austerlitz (2001). 

Comentarios

Entradas populares de este blog

(L116) La Regenta (1884) – 4.- Estructura, personajes y modo narrativo.

(L332) La familia de Pascual Duarte (1942)

Desè Aniversari de "Elsurcodeltiempo".

(L199) El perquè de tot plegat (1993)

(L35) Los ensayos (1595) - (2) Contexto histórico