(L102) La edad de la inocencia (1920)


Edith Wharton, La edad de la inocencia (1920)

Edith Wharton (1862-1937) nació durante la guerra civil americana, y creció en un selecto grupo de la clase alta neoyorquina, lo más cercano a lo que conocemos como aristocracia europea, por lo que siempre estuvo expuesta a esa sociedad dominada por los nuevos ricos y millonarios que pueblan sus novelas. Antes de cumplir los cinco años, viajó con sus padres a Europa, donde viviría seis años, y tras su matrimonio con Edwards Robin Wharton a los 23 años, también pasaría parte de cada año en Europa: en Italia primero y en París después, donde se estableció en 1907, y donde viviría rodeada de princesas y duquesas, novelistas, historiadores y pintores, hasta su muerte treinta años después. Parece ser que Edith Wharton no fue una mujer feliz. Durante su infancia solitaria, entre una madre artificial y un padre distante, su fuerte entusiasmo literario asombraba a su familia y a su círculo de amigos nada intelectuales o imaginativos. Su matrimonio de conveniencia con un hombre de buena familia, mucho mayor que ella, fue un error que acabaría en divorcio veinte años después, y aunque Wharton empezó a publicar a los 29 años, siempre estuvo dividida entre las demandas sociales de su vida privada y sus ambiciones literarias, que la convertían en una extraña dentro del mundo de su marido.

Su fiel amigo Henry James reseñó la novela de forma elogiosa, pero aconsejó a su autora con la frase "Do New York... the first hand account is precious" ("dedícate a Nueva York... la experiencia propia es lo más precioso"), consejo que Wharton seguiría a pies juntillas en el resto de sus novelas, que tratarían temas como los problemas matrimoniales, el reto moral del adulterio, la ilegitimidad, la pasión nunca expresada, la estrategia erótica fallida, las vivencias desacompasadas que destruyen las posibilidades de los amantes, etc. En resumen: todo tipo de variantes de la relación privada entre hombres y mujeres, en un contexto social americano de costumbres muy restringidas.

Comentamos su novela La edad de la inocencia (1920), ganadora del premio Pulitzer de 1921, que explora el Nueva York de principios de 1870 y que, a través del triángulo amoroso Newland Archer, su esposa May Welland, y su prima Ellen Olenska, la autora retorna a sus temas recurrentes como el esfuerzo por escapar de los convencionalismos, que acaba con un regreso a la conformidad; es decir, la insalvable distancia entre la vida real de cada uno y la vida interior de la mente y de los sentimientos. Lo que hacemos y lo que realmente sentimos.

La estructura del libro es circular. Se inicia con Newland y Ellen encontrándose en la Opera (Ellen acaba de llegar de Europa, tras fugarse de la casa de su marido, un conde que le da mala vida, y está pensando en el divorcio); y cerca del final hay otra escena similar en la Opera, donde Newland recuerda la primera. Ellen acaba marchándose de nuevo a Europa, pero sola, no con su marido. Todo en la novela es muy sutil; son miradas, pensamientos que no se explicitan. Hay un miedo de los personajes a pasar de lo ideal a lo real, tal vez también por no querer abandonar la comodidad y la rutina.

Esperamos que os guste, también os recomendados de la misma autora La casa de la alegría (1905).

Comentarios

Entradas populares de este blog

(L321) Un largo sábado (2015)

(G131) Restaurante Céleri (Barcelona)

(G46) La Llagosta (Llafranc, Girona)

(G48) La Dolceta (Lleida)

(L116) La Regenta (1884) – 4.- Estructura, personajes y modo narrativo.