Los gobiernos tecnócratas



Los gobiernos tecnócratas (una reflexión sobre la crisis actual)

Si hay una cosa buena que tiene “el mercado” es que si alguien tiene una idea brillante y se arriesga a ponerla en práctica el mercado le recompensa, tenemos el ejemplo de Apple. Por el contrario si te equivocas y tus productos no tienen demanda o realizas inversiones equivocadas, el mercado te elimina. Esto, que era lo que ocurría hasta ahora y que se consideraba además como una ley de hierro de la ortodoxia económica, se ha pervertido.

Durante el Crac del 29 en los Estados Unidos, los banqueros arruinados saltaban por las ventanas, en la crisis actual los gobiernos los salvan inyectándoles dinero a sus bancos. Se premia a los que fracasan, a los que especulan y hacen trampas. Tal vez hubiera sido más interesante haber seguido el ejemplo de Islandia, dejar caer a los bancos salvando únicamente los depósitos de los ahorradores.

Los Estados Unidos dieron una respuesta progresista y generosa a los afectados de la crisis del 29. El presidente Roosevelt puso en marcha el New Deal (el nuevo trato). Fue una política intervencionista para luchar contra los efectos de la Gran Depresión en Estados Unidos. Este programa se desarrolló entre 1933 y 1938 con el objetivo de sostener a las capas más pobres de la población, reformar los mercados financieros y volver a dinamizar una economía estadounidense herida desde el Crac del 29 por el desempleo y las quiebras en cadena.

La respuesta europea a la crisis de los años treinta ya la sabemos todos, fueron los fascismos. La democracia salió perdedora y esto nos llevó a un enfrentamiento entre liberalismo y fascismo, es decir a la Segunda Guerra Mundial.

¿Hacia dónde vamos ahora? Sin que nadie haya puesto el grito en el cielo se han producido dos hechos transcendentales para la democracia europea. Dos gobiernos democráticos, la Grecia de Papandreu y la Italia de Berlusconi (aunque nos disguste el personaje) han sido derrocados por los mercados y substituidos por gobiernos de tecnócratas que no han sido elegidos en las urnas. Todo ello con la finalidad de satisfacer a los insaciables mercados. ¿Y si el referéndum pedido por Papandreu llevaba a Grecia a salir del euro? Nadie sabe a ciencia cierta si hubiera sido mejor para ellos. Devaluando su moneda la economía podría haber sido más competitiva o negándose a pagar una deuda desorbitada.


Las agencias de Rating deciden la credibilidad financiera de un país, si su economía puede hacer frente a la deuda y por tanto que tipo de intereses pagarán por ella. Pero ¿quién califica a las agencias de rating? Esas mismas agencias que dieron la triple A a Goldman Sachs[1].

Para vencer esta crisis los Estados Unidos de Obama intentan luchar aumentando la inversión pública, mientras que en Europa se opta por la rigidez de los presupuestos reduciendo el gasto y por tanto también la inversión. Como colofón "los mercados" están derrocando a gobiernos legítimos que se han vuelto díscolos y que no siguen las directrices que les marcan.

Volvamos la vista atrás y aprendamos algo de la Gran Depresión: el autoritarismo y la falta de democracia no llevan a buen puerto. Se necesitan políticas sociales y de consenso, más democracia y menos imposición de los mercados. Las personas y las familias deberían ser más importantes que el dinero. Pero para que esto ocurra, los países de Europa tienen que hacer valer la legitimidad de sus gobiernos, plantarse y hacer frente a estos poderes económicos. Hacer algo parecido a lo que los Atenienses hicieron con el gobierno de los treinta tiranos en el año 403 ac., expulsarlo y reinstaurar una democracia.

Tomás Ruiz, 14 de noviembre de 2011.


[1] En el año 2008, Goldman Sachs recibió US$10.000 millones del programa de ayudas del gobierno americano y la autorización para dejar de ser banco de inversión y pasar a ser banco comercial. El 16 de abril de 2010 la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (U.S. Securities and Exchange Commission-SEC) acusó a Goldman Sachs de fraude por las hipotecas subprime.

Ver también este interesante post sobre como Goldman Sachs está colocando a sus hombres fuertes en Europa: (http://blogs.elpais.com/wall-street-report/2011/11/full-monti-de-goldman-sachs-.html). Mario Draghi en el BCE, Mario Monti en Italia y Lukas Papadimos en Grecia.

Comentarios

  1. Hasta cuando seguiremos tragando? Hasta que la visa deje de echar dinero! Como todo en esta vida siempre pensamos que estas cosas no nos pasrarán a nosotros y es más fácil mirar para otro lado.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

(L324) En la orilla (2013)

(BA14) Edward Hopper en el Thyssen-Bornemisza (2012)

(L28) Mirall trencat (1974)

Arcadi Espada entrevista a Castilla del Pino (2002)

(L323) Alfabeto (1981)