(G75) Can Bosch (Cambrils, Tarragona)



Aprovechando el caluroso final de septiembre que hemos tenido nos desplazamos a las playas de Tarragona, concretamente a Cambrils, después de un paseo y un aperitivo en el Club Náutico nos dirigimos al restaurante Can Bosch, situado en Rambla de Jaume I, 19, 43850 Cambrils, Tarragona. Habíamos estado antes en este establecimiento, hace ya la friolera de once años, concretamente el 17 de agosto de 2002.

Entre los abundantes menús de que disponen nos decidimos por el Degustación, compuesto por cuatro platos principales y dos postres. Empezamos con unos snacks, simplemente correctos y una tapa de aperitivo de calamar con salsa de boniato (foto), muy buena.


El primer plato consistió en un foie gras cocido con estameña, bogavante del país con consomé cuajado de pato (foto), bueno. Continuamos con unas sipietas de la punta de Cambrils, con setas de temporada, crujiente de ceps y tocino ibérico (foto), muy bueno.



Seguimos con lubina laminada rellena de ostra y salsa de Chartruse (foto), excelente. Para terminar un plato de carne, Saltimbocca de faisán relleno con cigalas (foto), muy bueno. Comentar que por la contundencia del menú, hay que tener apetito para pedirlo, y la cadencia entre plato y plato, demasiado rápida para nuestro ritmo, llegamos a este momento exhaustos.



Afortunadamente la ligereza de los postres nos ayudó a desengrasar la comida y colocar las cosas en su sitio. Los postres fueron: Nuestras peras al vino (foto), muy bueno y un Cake de avellanas con caramelo de pan de especies y aire de zanahoria (foto) todo ello en una estructura levadiza que desafiaba la gravedad, bueno.



Terminamos con unos petites fours (foto) que no pudimos acabar y el café decidimos tomarlo en una terraza ya que el tiempo, en pleno veranillo de San Miguel, así lo reclamaba.


En el apartado del vino escogimos un albariño, Pazo de Señorans 2012. Se trata de un monovarietal, sin crianza (reposa cinco meses sobre lías), fresco y complejo a la vez. Presenta un color amarillo pajizo brillante con reflejos verdosos. En nariz se aprecian notas de fruta madura y gran profusión de tonos cítricos, acompañados de hierbas aromáticas, regaliz e hinojo. Una gran intensidad aromática y una buena acidez que se funde en boca con un paso amable y sin aristas, dejando un recuerdo intensamente frutal.

Los panes de cebolla, integral, blanco, simplemente correctos.

Precio del menú 65 euros por persona + IVA + bebidas. Fecha de la visita 29 de septiembre de 2013.


PUNTUACIÓ: 7-7,5

Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo Tomás, a mi me sucedió lo mismo cuando estuve allí, la rapidez en el servicio de los platos no te daba tiempo a reposar. Los postres y el vino muy buenos.
    Un buen lugar para comer en Cambrils.
    Beatriu

    ResponderEliminar
  2. Hola, Tomás: Can Bosch es un buen sitio para reponer fuerzas. Siempre que he ido he salido muy contenta. Pero el verano pasado recalé en el Club Naútico, fue una comida deliciosa, nada que envidiar a las de Can Bosch. Buen vino y deliciosa comida.

    Un abrazo,

    Adelaida

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

(L322) El testimonio de Yarfoz (1986)

Arcadi Espada entrevista a Castilla del Pino (2002)

(L116) La Regenta (1884) – 4.- Estructura, personajes y modo narrativo.

(G131) Restaurante Céleri (Barcelona)

(G48) La Dolceta (Lleida)