Involución (2014)


Durante el primer mandato del presidente J.L. Rodríguez Zapatero (2004-2008), asistimos a una ampliación de derechos civiles mediante leyes que fueron de carácter progresista o, al menos, con esa intención se promulgaron: referéndum sobre el tratado de la Constitución Europea; ley del matrimonio entre personas del mismo sexo; devolución de los papeles de Salamanca; derogación del polémico Plan Hidrológico Nacional; actualización de las pensiones (sobre todo las mínimas); aprobación del nuevo Estatuto de Cataluña, etc.

En los dos años que llevamos de gobierno del Partido Popular (2012-2013) estamos asistiendo a un período de involución, entendido el término como detención o retroceso de una evolución: política, económica, cultural o social, que hace resentirse la ya de por sí frágil democracia española. Democracia que, desde sus orígenes, ha sido tutelada por una oligarquía económica.

Esta involución se ha materializado en la aprobación de una serie de leyes que recortan derechos adquiridos hasta el momento:

a) Nueva Ley de la reforma Laboral en que se abaratan los despidos, se produce un recorte en sueldos y derechos sociales de los trabajadores tanto del sector privado, que ya ha hecho el ajuste por su cuenta, como en el sector público, la bajada de salarios y la supresión de todas las mejoras conseguidas durante años de lucha y reivindicación, la llamada acción social. Vemos como los salarios vuelven a equipararse con los de los años 2006 y 2007 en esta alocada “devaluación interna” para hacernos competitivos.

b) Ley de manifestación en espacios públicos que supondrá la imposición de multas (con cantidades económicas desorbitadas) a quien se manifieste reclamando sus derechos o protestando contra alguna actuación del gobierno vigente, si no es autorizado previamente a ello.

c) Nueva Ley del aborto a partir de cuya entrada en vigor serán los legisladores y médicos quienes decidirán si la mujer embarazada ha de parir o no, independientemente de su deseo, o de si el hijo que nazca tenga malformaciones. Esta ley deroga la ley de plazos del anterior gobierno socialista.

d) La LOMCE, llamada Ley Wert de Educación, con la que se pretende homogeneizar a las díscolas provincias del estado español y darles una sentido de unidad, fomentando así los valores patrios. Esta ley ataca las transferencias autonómicas en materia educativa que llevaban funcionado sin conflictos durante 30 años. La ley también ha sustituido la asignatura de Educación para la ciudadanía por las presiones del estamento eclesiástico.

e) La llamada “doctrina Parot”, que aplicaba con carácter retroactivo más años de prisión a condenas ya en firme. Esta ley ha sufrido recientemente un varapalo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

f) Y por último, la negativa a cualquier reforma de la Constitución que la actualice y dé respuesta a los deseos y anhelos de una nueva generación que vive en un mundo diferente al que la gestó, allá por el año 1978.

Todo esto me lleva a afirmar que la derecha española es muy diferente de la derecha europea (léase la francesa, italiana, alemana o inglesa). Éstas últimas lucharon y derrotaron al fascismo durante la Segunda Guerra Mundial, en cambio la derecha española es hija y nieta del franquismo, al que nadie derrotó. “Nuestro dictador” terminó sus días en una cama de hospital, la monarquía fue impuesta por Franco y nunca fue ni ha sido refrendada en votación por el pueblo español.

La salud democrática de un país se puede medir fácilmente fijándonos en cómo trata a sus minorías (ya sean de procedencia étnica, de opción sexual, de lengua, de religión, de opinión, etc.). En el respeto al derecho a “ser diferente”, sin por ello ser molestado ni mucho menos discriminado o perseguido, apreciamos la auténtica esencia democrática de una sociedad, esencia que va más allá de introducir el voto en una urna cada cuatro años.

Hacía ese tipo de sociedad de tolerancia y aceptación del otro es, desde mi punto de vista, hacia donde deberíamos ir avanzando.

Tomás Ruiz, 5 de enero de 2014.

Comentarios

  1. Hola Tomás:

    Me ha gustado mucho tu articulo. Tienes capacidad de sintesis y esto hace que la lectura sea agradable.

    Que los reyes sean generosos contigo este año. A lo mejor el año que viene se habrán ido a un paraiso fiscal

    Salutaciones

    Josep

    ResponderEliminar
  2. HolaTomás, magnífic l'article amb el qual ens has obsequiat. De forma clarivident i fidedigna has argumentat la política d'involució que d'uns anys ençà està portant a terme el govern estatal. I encara sembla que les enquestes generals els donen novament com a guanyadors en les properes eleccions generals. Lamentable!!! Personalment ja saps quins són els meus desitjos, propers o futurs, per el nostre país petit..
    Gràcies,
    Odile

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

(L322) El testimonio de Yarfoz (1986)

Arcadi Espada entrevista a Castilla del Pino (2002)

(L116) La Regenta (1884) – 4.- Estructura, personajes y modo narrativo.

(G131) Restaurante Céleri (Barcelona)

(G48) La Dolceta (Lleida)