(L194) Sostiene Pereira (1994)


Antonio Tabucchi, Sostiene Pereira (1994)

Creo que con esta novela alcanzó Antonio Tabucchi (Pisa, 1943-Lisboa 2012) el cénit de su trayectoria como novelista que en años posteriores fue decayendo por problemas de salud. Casado con una portuguesa, Tabucchi es un enamorado de la cultura portuguesa y del poeta Fernando Pessoa a quien ha traducido al italiano.

Sostiene Pereira (1994) nos traslada a Portugal en el verano de 1938. António de Oliveira Salazar acaba de llegar al poder. La represión y la censura dominan la vida en Lisboa. El viudo Sr. Pereira dirige el suplemento cultural semanal de un periódico católico, donde publica esquelas de los autores recientemente fallecidos y traducciones de cuentos franceses. Pereira piensa con frecuencia en la muerte, también habla con el retrato de su mujer. Leyendo un extracto de una tesis, topa con la filosofía del joven graduado Monteiro Rossi, a quien más adelante contrata para que le escriba necrológicas anticipadas para su suplemento. Pereira desarrolla sentimientos paternales hacia él, piensa en el hijo que no llego a tener a causa de la delicada salud de su esposa. Todos los obituarios y efemérides que le escribe Rossi son impublicables en una país sujeto a una férrea censura. Esta relación le lleva a conocer los movimientos interiores de resistencia a la dictadura, el devenir de la guerra civil española y la extensión de los fascismos por Europa. Poco a poco la actitud, en un principio, despreocupada de Pereira frente a la dictadura irá cambiando.

Pereira vive como si estuviese esperando la muerte, no tiene ilusión por nada hasta que conoce a Monteiro Rossi y a su novia Marta. Este hecho le trae recuerdos de Coimbra y de su juventud, cuando conoció a su mujer. Traduce a autores franceses como Honorine (1844) el relato de Balzac que trata del arrepentimiento; El cuento La última lección de Daudet que procede de la obra Contes du lundi (1873) y también Journal d’un curé de campagne (1936) de Georges Bernanos.

A pesar de ser católico, Pereira no cree en la reencarnación de la carne. En las conversaciones que tiene con el doctor Cardoso, de cultura francesa igual que Pereira, éste le habla de la teoría de la confederación de las almas de Théodule Ribot y de cómo en su interior se está produciendo una lucha de la cual saldrá un nuevo “yo hegemónico”.1

Se produce un recorrido físico y temporal de Pereira por Lisboa, lo que se conoce como un cronotopo, la conexión de relaciones espaciales y temporales asimiladas artísticamente en la literatura. En la primera página el narrador nos explica las constantes de la novela, ya sabemos casi todo de Pereira. La novela a pesar de tener solamente ciento ochenta páginas es densa, bien escrita, sin rellenos superfluos, lo que le da consistencia. No existen personajes gratuitos en la misma, todos son necesarios, hasta el camarero del Café Orquídea, donde Pereira toma sus omelettes y limonadas, ya que le informa de los acontecimientos que suceden en el país.

Otros libros interesantes de Tabucchi son La cabeza perdida de Damasceno Monteiro (1997); Tristano muere (2004) y La oca al paso (2006).

Esta novela se leyó y comentó en el CLUB DE LECTURA el 28/11/2011.

NOTAS:


1. Antonio Tabucchi, Sostiene Pereira, Editorial Anagrama, Barcelona, 1996, pp. 104-110.

Comentarios

  1. Hola, Tomás: breve comentario porque estoy de viaje, pero la novela que has seleccionado bien merece que me entretenga dos minutos para decirte que me encantó. Es una fantástica obra. Y, como siempre, muy acertado en tu análisis.
    Hasta pronto. Un abrazo,
    Adelaida

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

(L116) La Regenta (1884) – 4.- Estructura, personajes y modo narrativo.

(L332) La familia de Pascual Duarte (1942)

Desè Aniversari de "Elsurcodeltiempo".

(L199) El perquè de tot plegat (1993)

(L35) Los ensayos (1595) - (2) Contexto histórico