(L208) La Ilíada – 2 y última.


Homero, La Ilíada (s.VIII a.c.)

RESUMEN DE LOS CANTOS:

Canto I: Agamenón no quiere devolver a la joven Criseida a su padre, ni mediante recompensa, por eso Febo Apolo el flechado diezma a los Aqueos. El auriga dice que para aplacar a los dioses se ha de devolver a la joven e “inmolar una sacra hecatombe”. Agamenón y Aquiles disputan por las recompensas de la conquista de Tebas. Agamenón, puesto que ha perdido a Criseida, quiere arrebatarle Briselda a Aquiles. La diosa Minerva le dice a Aquiles que no luche, que más adelante será recompensado. Aquiles pide ayuda a su madre Tetis para que interceda ante Júpiter.

Canto II: Júpiter envía al sueño divino para que le diga a Agamenón que reúna a los aqueos de largos cabellos, esa noche podrán tomar Troya. La explicación del sueño se repite tres veces. Después de nueve años de asedio (II, 135, 293) los griegos quieren volver a casa. La diosa Minerva se aparece a Ulises para que los convenza de lo contrario. La predicción de Calcas decía que tomarían la ciudad al décimo año (II, 238-332). Se hace una enumeración de los caudillos de la hélade que acudieron a Ilión (II, 494 ss.) y sus respectivos pueblos: los beocios, focenses, locrenses, atenienses, atridas, espartanos, arcadios, epeos, cefalenios, etolos, cretenses, rodios, aqueos, mirmidones, perebos, magnates, etc. La diosa Iris avisa a Héctor de los preparativos de los griegos. Se enumeran asimismo los caudillos y pueblos que forman los teucros.

Canto III: Se produce la contienda. Alejandro (Paris) y Menelao deciden combatir ambos por Helena y sus riquezas y evitar así una masacre. Príamo le pregunta a Helena quienes son algunos griegos que destacan: Agamenón, Ulises, Menelao, Áyax, Cástor y Pólux. En la lucha vence Menelao pero Paris huye para salvar su vida, con la ayuda de Venus.

Canto IV: Los dioses del Olimpo deliberan cómo ha de continuar la lucha. Minerva es enviada a la tierra para que los teucros rompan la tregua. Convence a Pándoro para que lance una flecha a Menelao, la herida no es mortal. Agamenón prepara a los suyos para el combate. La descripción de la batalla y las muchas muertes que ocasiona.

Canto V: Continua la explicación del enfrentamiento con los hechos de armas de Idomeneo, Menelao, Meriones, Meges, Eurípilo. Asistimos a la fiereza de Diomedes hijo de Tideo. Eneas y Pándaro no pueden detenerlo. Eneas, herido, es salvado por la diosa Venus a quien en su huida hiere Diomedes en una mano. Héctor, acompañado del dios Marte, produce también una gran mortandad a los aqueos. Juno y Minerva se ponen del lado de los argivos.

Canto VI: Teucros y aqueos quedan solos en la batalla. Conversación entre Diomedes y Glauco (VI, 145). La historia del linaje, Belerofonte (VI, 149-211). Héctor vuelve tras las murallas de Ilión para que las matronas oren en el templo de Minerva, ofrecerle presentes ya que van en desventaja. La conversación de Héctor con su mujer Andrómaca sobre la muerte (VI, 486). Héctor obliga a Paris a volver al combate.

Canto VII: Héctor reta a un argivo en combate singular. Nueve se ofrecieron y echándolo a suertes le tocó a Áyax. Combaten todo un día sin que ninguno venza. Al día siguiente decretan una tregua para quemar los cadáveres.

Canto VIII: Los aqueos tienen acorralados a los teucros, pero el poderoso Júpiter intercede por ellos, se vuelven las tornas y los argivos son arrinconados cerca de sus naves que Héctor pretende quemar. Agamenón implora a Júpiter que no perezcan los argivos. Contraatacan, el arquero Teucro mata a muchos troyanos. El símil poético de la muerte (VIII, 300-308). Júpiter no deja que Juno y Minerva ayuden a los aqueos. Por fortuna llegó la noche.

Canto IX: El viejo Néstor pide a Agamenón que se reconcilie con Aquiles. Le ofrecen multitud de espléndidos presentes y a Briselda jurándole que no la ha tocado. Aquiles no acepta. La muerte (IX, 404-413). El anciano Fénix intenta convencerlo, después lo intenta Áyax pero Aquiles sigue encolerizado.

Canto X: Agamenón despierta a Néstor para que lo acompañe en una ronda nocturna. Néstor despierta a los jefes pues es grande el riesgo que corren los argivos. Diomedes y Ulises se preparan para espiar el campamento teucro antes que amanezca. Héctor envía con el mismo fin a Dolón pero es atrapado. Ulises lo interroga astutamente. Se internan en terreno enemigo causando trece muertes y recogiendo botín.

Canto XI: Se reanuda la batalla, se embisten como lobos. Agamenón arremete contra Pisandro e Hipóloco derribando su carro. Júpiter aconseja a Héctor que se retire. Agamenón es herido y se retira de la batalla. Es el momento de Héctor quien hace una gran mortandad entre los argivos. Ulises y Diomedes juntos logran ahuyentar a Héctor. Paris con una flecha hiere a Diomedes que se retira quedando solo Ulises cercado por los teucros. Áyax y Menelao acuden en su ayuda. Los argivos huyen en desbandada hacia las naves. Néstor intenta convencer a Patroclo, amigo de Aquiles, para que interceda a favor de los aqueos.  

Canto XII: La muralla y el foso que construyeron los aqueos para defender sus naves resiste. Héctor a pesar del augurio de un ave confía en Júpiter y ataca la empalizada. Áyax, Telamonio y el arquero Teucro va a reforzarla. Sarpedón rompe el muro y Héctor lanzando una piedra rompe la puerta.


Canto XIII: Neptuno indignado sube a la tierra para ayudar a los aqueos llenándolos de vigor. La muerte de Imbrio (XIII, 176). Idomeneo y su escudero Meriones valerosos en la batalla. La lucha entre Eneas e Idomeneo. Antíloco hijo de Néstor. La coraza salva a Menelao de la muerte (XIII, 581). De todo se cansa el hombre (XIII, 630). Áyax de Oileo nunca se separa de Áyax Telamonio, esperan la acometida de Héctor.

Canto XIV: Néstor ante el desolador panorama sale en busca de Agamenón, Ulises y Diomedes. Aprovechando que duerme Júpiter, Neptuno ayuda a los aqueos. Hieren a Héctor quien se retira. La batalla cambia de signo.

Canto XV: Júpiter ordena a Neptuno que se retire de la batalla. Apolo el flechador infunde ánimo a Héctor. Los teucros ayudados por Apolo ponen en fuga a los aqueos que no pararon hasta llegar a las naves. Se combate cuerpo a cuerpo hasta que los troyanos llegan a las naves. Áyax con su lanza defiende la nave de ser incendiada.

Canto XVI: Patroclo se presentó ante Aquiles, éste le autoriza a usas sus armas y hacerse acompañar por los mirmidones para combatir junto a los aqueos. Los caudillos dánaos hacen retroceder a los teucros. Patroclo derriba a muchos oponentes. Cae por su lanza Sarpedón, ambos bandos luchan por recuperar el cuerpo. Patroclo los hace retroceder hasta las murallas de Troya. Héctor vence a Patroclo con la ayuda de Febo Apolo quien le quita la armadura. Patroclo antes de expirar le pronostica su muerte a manos de Aquiles.

Canto XVII: Menelao defiende el cadáver de Patroclo. Héctor se ha llevado las armas de Aquiles. Se produce una lucha entre teucros y aqueos por el cadáver de Patroclo, la pelea es encarnizada. Con ayuda de los Áyaces logran recuperar el cadáver de Patroclo.

Canto XVIII: Antíloco lleva la noticia de la muerte de Patroclo a Aquiles. El dolor de Aquiles y de las nereidas. Tetis, madre de Aquiles, le proporcionará una reluciente armadura hecha por Vulcano. Aquiles se muestra a los teucros y éstos se aterrorizan. Cae la noche y cesan los combates. Lavan y ungen el cadáver de Patroclo velándolo Aquiles y los mirmidones. Vulcano a petición de Tetis construye unas armas bellamente adornadas.

Canto XIX: Tetis lleva la prometida armadura a Aquiles, éste depone su cólera. Agamenón le ofrece los mismos presentes. Aquiles quiere combatir en seguida per Ulises le aconseja que repongan fuerzas. Briseida llora ante el cadáver de Patroclo, Aquiles está tristísimo y no quiere comer. Minerva lo riega de néctar y ambrosia para que no desfallezca.

Canto XX: Júpiter da libertad a los dioses para que apoyen a teucros o aqueos. Los dioses luchan entre ellos. Eneas se adelanta para enfrentarse a Aquiles. Neptuno salva a Eneas retirándolo del combate. Cuando Aquiles se enfrenta con Héctor, Apolo salva al troyano. Aquiles persigue a los demás causando gran mortandad.

Canto XXI: Aquiles coge doce prisioneros para inmolarlos en expiación de la muerte de Patroclo. Licaón le suplica en vano que no lo mate. Aquiles llena el rio Escamandro de cadáveres, el río enfurecido le ataca. Los dioses pelean entre ellos. Los míseros mortales (XXI, 461). Los teucros huyen perseguidos por Aquiles hacia las murallas de Ilión. Apolo distrae a Aquiles para que puedan entrar en la ciudad.

Canto XXII: Príamo y Hécuba no quieren que su hijo Héctor combata con Aquiles y le dicen que entre en la ciudad. La llegada de Aquiles hace temblar a Héctor, al principio huye pero luego se enfrenta. Aquiles lo atraviesa con su lanza y arrastra el cadáver atado a los caballos. Los padres y la mujer de Héctor lloran desconsoladamente.

Canto XXIII: Aquiles vuelve a las naves, erigen un gran túmulo para incinerar a Patroclo. Organizan juegos y carreras de aurigas en su honor.

Canto XXIV: Los dioses discuten sobre si ha de quedar insepulto el cadáver de Héctor. Júpiter dice a Tetis que su hijo acepte de buen grado las ofrendas que Príamo ofrece por el cadáver de su hijo Héctor. Iris le comunica a Príamo que vaya a buscar a su hijo. Prepara un carro con dones, es acompañado por Mercurio para que nadie lo moleste. A su llegada suplica a Aquiles la entrega del cadáver, éste accede y le pregunta que cuantos días necesita para el sepelio. Príamo vuelve a Troya.  Andrómaca, esposa de Héctor, llora ante el cadáver, así como también Hécuba, su madre. Después celebran las honras fúnebres.

La Ilíada y La Odisea de Homero están en los orígenes de nuestra cultura occidental así que todos deberíamos leerlos al menos una vez.

Comentarios

Entradas populares de este blog

(L324) En la orilla (2013)

(BA14) Edward Hopper en el Thyssen-Bornemisza (2012)

(G133) Diferent Restaurant (Begur, Girona)

Arcadi Espada entrevista a Castilla del Pino (2002)

(L116) La Regenta (1884) – 4.- Estructura, personajes y modo narrativo.