(L81) Resurgir (1972)



Margaret Atwood, Resurgir (1972)

Resurgir (1972) de Margaret Atwood (Ontario, 1939) narra introspectivamente el "resurgimiento" o camino hacia la iluminación de una joven divorciada, lastrada por diversos traumas infantiles y amorosos, que, con su amante y una pareja de amigos, acude en busca de su padre desaparecido a la cabaña donde éste vivía. Allí, a lo largo de siete días, en un omnipresente entorno campestre, los recuerdos del pasado (un amor frustrado, un aborto temprano) se entrecruzan con la evocación del padre a través de la lectura de sus papeles y con las conclusiones, extrapolables a su propia experiencia, que la observación de sus acompañantes proporciona a la narradora. Si bien es atinada y sostenida en el texto la ambigüedad del resurgir al que se refiere el título, pues puede ser tanto el resurgir de viejos demonios como el resurgir a que da lugar su superación, y es especialmente atractiva la entidad que cobra el paisaje (casi un personaje más), gran parte de la temática subyacente, en especial la feminista de la época, parece hoy un tanto estereotipada y superada.
Merece destacarse, como dice Marcos Giralt Torrente en su artículo El rigor de Atwood: “su actitud vigilante y casi siempre atinada en cuestiones políticas y sociales, su agilidad y agudeza, demostrada en su ya extensa obra ensayística, para reflexionar sobre temas literarios y culturales, su dominio de la construcción dramática que le permite resolver con gran eficacia narrativa tramas muy complicadas, su concepción realista y comprometida de la literatura que se trasluce en la fuerte vinculación, de raíz crítica, que sus obras guardan con aspectos controvertidos del presente, su uso de dos lenguas literarias, el francés y el inglés, su cultivo con equiparables méritos de diversos géneros”.
Para quien esto escribe, sin embargo, el puesto de mejor escritor canadiense lo ostenta Alice Munro (Ontario, 1931), más capaz en sus relatos de sugestionar al lector haciéndole olvidar el artificio en el que, al fin y al cabo, consiste toda literatura.
A grandes rasgos podemos encontrar una visión feminista, fue obra insignia del movimiento en los años 70. Una inmersión en la psicología femenina y en sus reacciones frente al mundo, la naturaleza, la familia y el matrimonio, la madurez y los cambios de roles y mentalidad. Domina el tiempo, la intriga, el suspense, el interior humano y las diferencias y similitudes entre hombres y mujeres. Y una visión ecologista de la vida, pues en ella atrapa como nadie las agresiones a la naturaleza, la conquista de espacios verdes para intereses particulares y con ánimo de lucro. Aprovecha la ocasión para mostrar su sensibilidad hacia las ofensas a las que se ve sometida la Tierra.

Recuerda todo lo aprendido en la infancia y olvidado en la madurez. Una novela que nos descubre en su prosa la soledad humana en la inmensidad de la naturaleza. Resurgir es una de las novelas que el crítico Harold Bloom recogió en su Canon Occidental como una obra influyente de nuestra cultura. Un poco exagerado desde mi punto de vista, solamente es una buena novela, que no es poco. También os recomendamos de la misma autora El cuento de la criada (1985).

Comentarios

Entradas populares de este blog

(L321) Un largo sábado (2015)

(G48) La Dolceta (Lleida)

(G131) Restaurante Céleri (Barcelona)

Arcadi Espada entrevista a Castilla del Pino (2002)

(L116) La Regenta (1884) – 4.- Estructura, personajes y modo narrativo.