(G35) Hisop (Barcelona)



El pasaje Marimón posee, a pocos metros el uno del otro, dos restaurantes interesantes: Coure que visité hace unos años y que ahora ha puesto una barra de tapas a la entrada en consonancia con las modas imperantes y, el que vamos a comentar hoy, Hisop situado en un local largo y estrecho, que no por eso deja de ser agradable, en el que no caben más de treinta comensales, eso sí en algunos rincones están un poco comprimidos. Al ser sábado por la noche el local estaba lleno. La luz, tal vez demasiado tenue, hacia que las sombras se reflejaran en el rostro de los huéspedes. Poco antes de llegar recibí la noticia del nacimiento del niño de Amalia por lo que me encontraba de buen humor y predispuesto a pasar una velada agradable.

Los entrantes fueron magníficos: Guisantes de Llavaneras con berberechos, jamón, bacón y geleé de agua de mar. De segundo Tallarines de sepia con trufa, nueces y salsa de ostra. Los platos principales fueron: Pulpo a la brasa con calçotada (foto), muy bueno. San Pedro asado con alcachofas y caviar (foto), bueno. Cochinillo con ceps y perigordini (un tipo de salsa) (foto), bueno.




Para maridar la cena me deje aconsejar por la chica que hacia las funciones de sumiller, pero descubrí que me había equivocado: sabía poco del tema. Un Cèrvoles 2008 - DO Costers del Segre, un vino blanco con uvas Chardonnay y Macabeo al 52 y 48 % respectivamente fermentado y criado siete meses en roble francés. Color amarillo pajizo con reflejos verdes acerados, brillante y de lágrima densa. Es un vino acido, de largo y persistente recorrido y con una graduación de 14%. Desde mi punto de vista la uva Macabeo no aporta demasiado al vino y la proporción en el coupage es excesiva.

Como prepostre un mojito con lima, muy suave, con poco alcohol. “Mármol de quesos”, pequeña degustación de quesos, regular. Cuando llegaron los postres el edificio, construido con cimientos que parecían sólidos, se derrumba. Maracuyá con té y orejones, simplemente pasable. Chocolates con avellanas, pan y aceite, sin interés alguno. Es una lástima que exista tanta diferencia con los platos salados.

Mencionar que tenían tres tipos de panes: de nueces, olivas y el blanco. Infusiones y cafés correctos, los entretenimientos extraños, sobre todo las olivas dulces. Las raciones están pensadas y medidas, afortunadamente, para que la cena no se convierta en una tortura china.

Menú Degustación 48 euros. Al precio hay que sumar las bebidas y los cafés más el IVA que no estaba incluido como obliga la Ley 22/7/2006 de Mejora de Protección de los Consumidores y Usuarios. Fecha de la visita 26 de febrero de 2011.

PUNTUACIÓN: 6,5

Comentarios

  1. Ohh! que detallazo acordarte de mi y del nacimiento de mi niño!

    Un besazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

(L324) En la orilla (2013)

(BA14) Edward Hopper en el Thyssen-Bornemisza (2012)

(L28) Mirall trencat (1974)

Arcadi Espada entrevista a Castilla del Pino (2002)

(L323) Alfabeto (1981)