(L189) Winesburg, Ohio (1919)


Sherwood Anderson, Winesburg, Ohio (1919)

Se trata tal vez de la novela más importante de este autor norteamericano, Sherwood Anderson (1876-1941). Winesburg, Ohio (1919) lo forman veintidós relatos que están entrelazados entre sí y puede considerarse como una novela. Anderson describe, a medio camino entre el análisis psicológico y el sociológico, las frustraciones de los habitantes de una pequeña comunidad rural incapaces de adaptarse a las nuevas formas de vida. El nexo de unión de todas las historias es el joven aprendiz de periodista George Willard.

La novela está impregnada de una libertad y un antidogmatismo encomiable. En el prólogo Anderson nos dice: “En su opinión, siempre que alguien se apropiaba de una verdad, la llamaba su verdad y trababa de regir su vida por ella, se convertía en un ser grotesco y la verdad que había abrazado se transformaba en una falsedad”.1

También algunos de los cuentos poseen una poética y un lirismo conmovedor: “El amor es como un viento que agita la hierba debajo de los árboles en una noche oscura –le había dicho-. No debe usted tratar de convertirlo en algo definitivo. Es un accidente divino que ocurre a veces en la vida. Si trata usted de definirlo y tenerlo por seguro y de vivir bajo los árboles, donde sopla la suave brisa nocturna, llegará enseguida el largo día del desengaño y la seca polvareda que levantan los carros cubrirá los labios inflamados por los besos”.2

Los temas principales de Winesburg, Ohio en gran parte se refieren a la interacción entre los ciudadanos de Winesburg y el mundo que les rodea. Como cada una de las historias del libro se centra principalmente (aunque no exclusivamente) en uno de los personajes, el narrador desarrolla estos temas de forma continua, a veces, el autor añade nuevos conocimientos acerca de los caracteres previamente introducidos (por ej. la relación de Elizabeth Willard con el Dr. Reefy en "La muerte” de la cual no teníamos noticias).

La incapacidad para comunicarse, la soledad y el aislamiento. El tema más frecuente en Winesburg, Ohio es la interacción entre la forma en que el ciudadano de Winesburg es incapaz de traducir sus sentimientos al exterior. Esta dinámica está presente, de alguna forma, en casi todas las historias, dos ejemplos bastante representativos son el hijo del comerciante, Elmer Cowley, en la historia de "Raro", y la madre de George, Elizabeth Willard, en las historias, "Madre" y "Muerte”.

En el primer caso, el joven Elmer Cowley, quien trata dos veces de decir a George que quiere ser su amigo, pero es incapaz de comunicar sus sentimientos y, finalmente, agrede físicamente al joven periodista.

En los dos últimos relatos, Elizabeth Willard es un personaje que busca “algún tipo de alivio de su soledad perpetua”. Y, sin embargo, al margen de su relación amorosa muy corta con el Dr. Reefy, tampoco consigue comunicarse con su hijo.

George Willard se hace mayor de edad. George Willard, el joven reportero de la Winesburg Eagle, ocupa un lugar destacado a lo largo del libro, juega el doble papel de oyente y receptor de historias de otras personas y además las asesora; también es el joven representante de las esperanzas del pueblo. Los dos elementos formativos serán los de su maduración sexual y artística.

En "La Maestra", punto central en el desarrollo de George, Kate Swift, la maestra de la escuela, se da cuenta de su potencial literario pero la atracción física que siente por el joven le hace olvidarlo. Al final, sin embargo, George comienza a percibir que hay algo más en la comunicación entre hombres y mujeres que el mero encuentro físico.

El clímax de la violencia sexual y artística del George mayor de edad se presenta en "Sofisticación". Al principio de la historia, mientras caminaba entre la multitud de la Feria del condado de Winesburg, George sintió "una cosa conocida a los hombres y desconocido para los niños. Se sentía viejo y un poco cansado”; quería a alguien que entendiera la sensación que había tomado posesión de él después de la muerte de su madre, aquí aparece Helen White. La masculinidad de George está equilibrada por las cualidades femeninas de la ternura y delicadeza, una integración que Anderson sugiere necesaria para el artista.

NOTAS:

1. Sherwood Anderson, Winesburg, Ohio, El Acantilado, Barcelona, 2009, p. 12

2. Ibídem, p. 222


Comentarios

Entradas populares de este blog

(L324) En la orilla (2013)

(BA14) Edward Hopper en el Thyssen-Bornemisza (2012)

(G133) Diferent Restaurant (Begur, Girona)

Arcadi Espada entrevista a Castilla del Pino (2002)

(L323) Alfabeto (1981)