(G42) Estany Clar (Cercs, Barcelona)



L’Estany Clar es un acogedor restaurante ubicado en una masía del s. XIV. Tras su bar-hall encontramos un agradable comedor, con los techos abovedados en piedra, dos coquetos privados y un amplio salón de banquetes. Proponen una carta de autor. A los fogones Josep Xandri después que Jordi Cruz pasase a l’Angle de Sant Fruitós de Bagès y además se haya hecho cargo del nuevo proyecto del restaurante Àbac de Barcelona.



Como no disponían de un menú degustación nos enfrascamos en una carta, corta pero interesante. Lejos de los entrantes anodinos y previsibles de otros restaurantes, l’Estany Clar nos sorprendió, los suyos son magníficos. Para empezar una degustación de quesos de la que me privé voluntariamente, seguidos de un derroche de imaginación en miniraciones: Consomé, negrillas[1] en salsa, buñuelo de jamón, patatas en diversas texturas (chips, puré, etc.) y un rollito de bacon con piña (foto). Lo dicho espléndidos.


Decidimos compartir los dos primeros para probar una excelente bullabesa compuesta por rape, lenguado, cabracho[2], rodaballo salvaje, almejas gallegas, cigala del norte, langostinos del mediterráneo y cítricos (foto), excelente, es difícil encontrar restaurantes donde todavía se haga esta maravillosa sopa de pescado. Continuamos con sardinas con salteado de bogavante y trigo, maceradas en aceite de tomillo y salsa de nabo, bueno. En los segundos pedimos carne: pies de cerdo crujientes con langostinos salteados, ajos tiernos, porro joven y crema de nabos, muy bueno. Rabo de buey con cilindros de patatas con su mermelada, tomate verde, frambuesas y endrina (foto), muy bueno.



Como postre una tarta Tatín de manzana con helado de vainilla (foto), buena. Tres tipos de pan: chapata, de nueces y de cebolla. Todos ellos de hornos de los pueblos próximos.


Para desengrasar todo esto dos infusiones, yerba luisa y té de roca. Mencionar que los entretenimientos eran especialmente buenos.

En el apartado del vino acordamos tomar una copa de vino blanco para el pescado y una de tinto para la carne. Fuimos asesorados muy amablemente por la Jefa de Sala, y dentro de las opciones ofrecidas escogimos un verdejo DO. Rueda Belondrace y Burton, de La Seca (Valladolid). Procede de uvas de la variedad verdejo (100%). Fermentado y criado durante 10 meses sobre sus lías en barrica de roble francés y 4 meses en botella. Fresco en boca, amplio, con buena acidez y notas cítricas, aromas de albaricoque y melocotón. Fue embotellado en agosto de 2009 con una producción de 84.000 botellas, un buen vino. Como tinto un vino de proximidad DO. Pla de Bagès Arnau Oller 2006, elaborado con la selección de los mejores granos de uva merlot de la finca Oller del Mas, Ctra. d'Igualada, km. 3,4 Manresa. Ha sido criado en la bodega del castillo en barricas de roble francés durante un año. Es un vino sorprendente, tan suave y elegante que casi se puede acariciar, muy bueno. Destacar la alta calidad de los vinos ofrecidos a copas, cosa que por desgracia no es frecuente en los buenos restaurantes.

Precio aproximado 50/60 euros por persona + bebidas + IVA. Fecha de la visita 20 de noviembre de 2011.

PUNTUACIÓN: 7,5


[1] En català fredolics
[2] En català escorpora.

Comentarios

Entradas populares de este blog

(L324) En la orilla (2013)

(BA14) Edward Hopper en el Thyssen-Bornemisza (2012)

(L28) Mirall trencat (1974)

Arcadi Espada entrevista a Castilla del Pino (2002)

(L323) Alfabeto (1981)