(L129) La encantadora de Florencia (2008)



Salman Rushdie, La encantadora de Florencia (2008)

No había leído, hasta hoy, nada del escritor anglo-indio Salman Rushdie (Bombay, 1947), así que he elegido una novela reciente suya La encantadora de Florencia (2008) para comentárosla en el blog. 

Argumento: Un viajero europeo, apodado Mogor dell’Amore, llega a la corte de Akbar, emperador mongol del siglo XVI, con un secreto que podrá traerle la mayor de las fortunas o costarle la vida. Su relato es digno sólo de los oídos del emperador y tiene que ver con la historia de su tía, la princesa Qara Köz (ojos negros), descendiente de Genghis Kan conocida como “la encantadora de Florencia”. A través de la narración irán cobrando vida una princesa olvidada y su doble, apodada “Espejo”; un emperador poderosísimo enamorado de una mujer imaginaria, un pintor que sortea las leyes del espacio-tiempo para irse a vivir a su propio cuadro, el sha Ismail de Persia, los tres amigos florentinos: Ago Vespucci, Niccolò Machiaveli i Nico Argalia; los Médicis dominadores de Florencia y Roma, etc.

Reconozco la complejidad de sus retos narrativos, su barroquismo tentaculado en múltiples voces y su buen pulso para retratar sagas familiares en frescos sobreabundantes de personajes e historias que se ramifican sin solución de continuidad. La verdad, lo tenía todo para emocionarme… pero no lo ha logrado. No niego que su propuesta narrativa es de una vitalidad estilística elogiable, plagada de prodigios imaginativos y acrobacias verbales, motivo por el que merece ser felicitado, también, el traductor, pero me suena a un relato a veces embrollado y confuso, a ratos ameno y absorbente, pero en conjunto no me ha atrapado lo suficiente.

La encantadora de Florencia en una novela compuesta de varias fábulas entremezcladas, que sigue la tradición literaria de obras como Las mil y una noches o el Quijote, donde la narración oral es la corriente trasmisora de la experiencia humana. Y todos sus personajes confluyen en tres: un emperador omnipotente, un extranjero que trae una noticia y una bella mujer con poderes mágicos capaces de envolver a los hombres en un influjo de atracción y deseo carnal irresistible; la historia de tres amigos adolescentes florentinos cuyos destinos parecen separarse, aunque al final de sus vidas vuelven a confluir, gracias a la admiración y amor hacia una princesa oriental. Y también, la estrategia de un extranjero que para sobrevivir en una corte imperial cuenta historias fruto de su experiencia e imaginación.

Muchos son los aciertos de la novela de Salman Rushdie, como la profusión de detalles descriptivos que permiten a la imaginación recrear lugares y situaciones, todos ellos bien documentados; de ahí la larguísima bibliografía de referencia del final. Pero incurre, tal vez, en un error, ya que tratando de concentrarse en el encadenamiento de las historias se pierde en la tremenda cantidad de personajes y detalles cultos que pueden aparecer en un solo párrafo, haciendo muy difícil el seguimiento del hilo narrativo; y volviéndose la lectura excesivamente trabajosa. A pesar de que el autor trata de mantener la atención del lector retrasando la aparición del —aparentemente— personaje nuclear en la historia, Qara Köz, se pierde en muchos momentos por vericuetos alejados de la trama central.

Otra novela importante de Rushdie es Hijos de la medianoche (1980).

Comentarios

  1. Hola, Tomás: este autor me da mucho respeto. Me imponen mucho sus obras y siempre quiero leer algo, pero no me atrevo. A lo mejor, algún día, me lanzo.

    Gracias por formarnos tan bien.
    Un abrazo

    Adelaida de Sarraga

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

(L322) El testimonio de Yarfoz (1986)

(L116) La Regenta (1884) – 4.- Estructura, personajes y modo narrativo.

(G131) Restaurante Céleri (Barcelona)

Arcadi Espada entrevista a Castilla del Pino (2002)

(G48) La Dolceta (Lleida)